¿Qué es una Corona Dental? Guía de tipos de Fundas Dentales y Precios

¿Has oído hablar de las coronas o fundas dentales ? Si estás buscando información sobre precios, tipos y cómo se usan, has aterrizado en el lugar correcto. Tal vez necesites una corona dental para restaurar alguna pieza dañada; o quizás quieras mejorar tu sonrisa sin cirugía con un implante. Sea cual sea la razón, seguramente te habrán surgido un montón de preguntas.

En Dentaly queremos que cuentes con toda la información. Por eso, te hemos preparado esta completa guía en la que hablamos de todo lo relacionado con las fundas dentales: tipos, precios, consejos, problemas y un largo etcétera. Además, te informamos de las ventajas y desventajas que tienen los diferentes tipos de fundas de dientes.

Es importante que antes de que empiece el proceso sepas en qué consiste la intervención, cuál es su procedimiento y el precio de las fundas de dientes en España. También te explicamos con detalle cómo cuidar tus fundas dentales después de hacértelas para que te duren el mayor tiempo posible. Si las tratas bien, podrían durarte más de 25 años. Pero antes…

¿QUÉ ES UNA CORONA DENTAL?

Dientes anteriores fracturados
Las fundas dentales pueden ser la solución para un diente astillado, facturado o debilitado

Corona dental y funda dental son sinónimos. Se trata de una cubierta que se coloca sobre toda la parte visible del diente cuando está dañado. Le devuelve su forma, aspecto y funcionalidad.

Hay muchos motivos por lo que alguien podría tener una funda dental:

  • Para arreglar un diente que está roto.
  • Para darle más fuerza a un diente debilitado
  • Cuando hay una fractura tan grande que un empaste no sería suficiente.
  • Para mejorar la apariencia estética de un diente.
  • Para cubrir un implante dental.
  • Para cubrir dientes tan decolorados o deformados que no se pueden mejorar con otros métodos.
  • Para cubrir un diente que soporta un puente fijo.

imagen de un puente dental fijoLas coronas dentales no se ponen necesariamente para reemplazar un solo diente afectado. Hay ocasiones en las que se unen varias y se usan para cubrir espacios cuando faltan uno o más dientes. En este caso se llaman puentes fijos. ¿Cómo se pone un puente fijo? El principio es muy parecido, con la salvedad de que el espacio de los dientes a reemplazar debe tener dientes vecinos a ambos lados. De ahí su nombre: puente.

Las fundas se fabrican con una gran variedad de diferentes materiales. Algunas vienen en metales como el oro, mientras que otras están diseñadas para que el diente parezca lo más natural posible. Profundizaremos en este tema más adelante.

Antes de que existieran las fundas dentales, el único camino para tratar un diente dañado o con una caries importante, era sacarlo. Gracias a la funda dental los dentistas ahora tienen otra forma de salvar gran parte de la estructura dental y evitar el dolor que conlleva una extracción.

A diferencia de un empaste –obturación–, que solo repara una porción del diente, una corona restaura la parte visible del diente por completo. La idea es que al final, los dientes que han sido tratados hagan su función y parezcan un diente natural.

Qué diferencia hay entre una funda y una corona dental?

fundas dentales diente tallado
Es una cubierta que cubre el diente por completo después de que este ha sido tallado

Ninguna. Seguramente has oído los términos “funda” o “corona” y no logras entender la diferencia entre ellos. Eso es porque ambos significan lo mismo.

Eso sí: funda dental es un término menos técnico que corona dental, pero ambos se usan para referirse a una cubierta dental completa colocada sobre un diente que ha sido previamente tratado y tallado (como puedes ver en la imagen). Algunas personas podrían decir que una corona es de color metalizado mientras que las fundas dentales son del color del diente, pero esta diferencia no la hacen los dentistas.

Usaremos estos términos indistintamente en este artículo, porque ahora sabes que ambos se refieren a la misma cosa.

 

¿DE QUÉ MATERIAL ESTÁN HECHAS LAS FUNDAS DENTALES?

Los materiales más comunes para las fundas dentales son:

  • Cerámica dental: como la porcelana o el zirconio. Pueden tener el color y el aspecto de los dientes naturales. Actualmente el zirconio está teniendo bastante éxito ya que su estética final es excelente, pero es más caro que la porcelana. El procedimiento es el mismo para ambos materiales. En el artículo nos referiremos a ambas como coronas de cerámica.
  • Aleaciones de metal: incluyen oro, platino, paladio, y metales no preciosos, ya sean blanco (color plata) o amarillo (color oro).
  • Coronas metal-porcelana: son una combinación de las dos anteriores, con la cerámica adherida a una cofia interior de metal.
  • Acrílico o resina: normalmente son temporales y son coronas que se pegan al diente mientras se fabrica la funda definitiva. El material en que se fabrican puede ser acrílico o un material compuesto de resina. Simulan la forma y el color de un diente natural. Es mucho menos resistente y más económico que los otros materiales. De ahí que solo se utilice para reemplazar los dientes de manera provisional.
corona dental en oro
Actualmente las coronas no se fabrican en oro puro

Una cosa que quizás te interese saber es que las coronas de oro nunca son de oro puro. El oro puro podría ser demasiado suave para soportar todo el trabajo que desempeñan nuestros dientes. Por lo tanto, el oro se combina con otros metales para crear una aleación mucho más fuerte. El contenido actual de oro puede estar entre un 20% y un 77%.

Por supuesto, como el oro es un metal precioso, las fundas dentales de este material son más caras que las que se fabrican en aleaciones de materiales no-preciosos. Éstas podrían contener níquel, cobalto y cromo, y son de color plateado.

Cómo elegir el material correcto

Cada uno de los materiales con los que se fabrican las fundas dentales tiene ventajas y desventajas. El material adecuado para ti dependerá de cuántos dientes tienes que cubrir, el resultado estético que te interesa, cuánto puedes invertir y cuánto necesitas que duren.

Puente en cerámica para reeemplazar dientes faltantes
Puente en cerámica, el principio es el mismo de las fundas dentales

Las coronas cerámicas se fabrican a mano en un laboratorio, capa por capa. Esto le da la misma apariencia ligeramente translúcida de los dientes naturales. Por lo mucho que se parecen a los naturales es la opción más popular para cubrir los dientes anteriores.

La mayor desventaja de cualquier material cerámico es que, aunque es muy fuerte, es más frágil que el metal y puede fracturarse, agrietarse o astillarse más fácilmente.

Las coronas dentales de oro y las demás hechas de aleaciones metálicas tienden a ser mucho más duraderas. Tienen además el beneficio de ser biocompatibles con los dientes, lo que significa que al cubrirlos no deberían causar ningún daño o desgaste a los dientes contra los que se enfrentan en la mordida.

El inconveniente obvio de cualquier metal es su color. La mayoría de la gente simplemente no quiere un diente que se vea de color dorado o plateado, incluso si es uno que esté escondido en la parte posterior.Sin embargo para otros, tener una corona dental de oro es muy atractivo. Incluso pueden llegar a tenerlas grabadas o adornadas con piedras preciosas. Para gustos los colores.

Puente fijo y corona metal porcelana
Puente fijo y corona individual hechos de metal porcelana

Las coronas de metal-porcelana ofrecen algo de la fuerza del metal con la estética de las coronas de cerámica. Sin embargo, en muchas ocasiones no se parecen mucho a los dientes naturales por la composición de sus capas.

En este tipo de fundas dentales el metal forma la capa más profunda. Sobre ella hay una capa de un material llamado opacador para que el metal no se transluzca. Y luego está la porcelana, el material que da el color y brillo del diente natural a la corona dental final.

Aunque parezca imposible con este tipo de coronas pueden alcanzarse de aceptables a buenos resultados estéticos. Pero todavía debes tener cuidado con la cerámica exterior: sigue siendo frágil a las fracturas aunque el metal interno con seguridad permanecerá intacto.

FUNDAS DENTALES: PRECIO

Como ocurre con cualquier tratamiento dental las fundas dentales varían de precio de un lugar a otro y de una clínica dental a otra. Vale la pena que te tomes un poco de tiempo para comparar los precios de los lugares que te resulten más cómodos. En especial si necesitas más de una corona o un puente fijo.

El precio no es lo único que tienes que considerar cuando te vayas a poner una corona. Debes evaluar los pros y contras de cada tipo. No te olvides de preguntarle a tu dentista por los precios, pero también por el tipo de funda dental que sea más adecuada para tu caso.

A continuación, te dejamos una tabla con los diferentes precios. Como podrás ver, las coronas fabricadas sólo en metal son más baratas, en comparación con las de cerámica pura. Las fundas dentales anteriores también pueden ser más caras, ya que las exigencias estéticas son más altas y llevan más trabajo colocarlas para que se parezcan más naturales.

Tipo de coronaCorona en metalCorona en cerámica (porcelana)Coronas metal-porcelanaCorona en un día (provisional)
Costo en España€90-€150€190-€500€90-€360€30-€50
FuerzaExcelentePropenso a fracturarseExcelente por el metal Porcelana propensa a fracturarseFuerza media
DurabilidadExcelenteBuena durabilidad si se cuida de fracturasExcelente durabilidad si se cuida de fracturasBaja en comparación con las demás
EstéticaPlateadas o doradas No se asemejan al diente Muy notoriasExcelente Justo como un diente naturalBuena-aceptable El color y forma pueden ser muy semejantes al diente más no su translucidezBuena Color y forma muy similar a los dientes
Otros comentariosTiene grado medio de elasticidad no desgastará los dientes naturales antagonistas con la mordidaPor su dureza es más frágil a las fracturas, también hace que los dientes antagonistas se desgasten másIgual que las coronas de porcelana ya que su recubrimiento exterior puede ser el mismoMuy elásticas, no causan daños a los dientes antagonistas
Ten en cuenta:
Los precios antes mencionados no tienen el costo de otros tratamientos que podría requerir un tratamiento con fundas dentales, por ejemplo: empastes y endodoncias, pernos, cirugías, etc. Habla con tu dentista para aclarar los costos definitivos.

Si necesitas más de una funda dental, tal vez tu dentista podría ofrecerte un mejor precio por cada corona. Sin embargo, los costes y el tiempo de ajuste prácticamente permanecen fijos e independientes de cuántas te vayas a hacer.

Ahorra dinero en tus fundas dentales: contrata un seguro dental

Una forma de ahorrar dinero en las fundas dentales es contratar un seguro dental. En España existen algunas pólizas que cubren la mayor parte de los gastos del tratamiento. Si quieres saber cuáles son las mejores mutuas en España para ponerse unas coronas dentales, te dejamos la siguiente herramienta. Con ella, un equipo de profesionales te asesorará sin compromiso de forma personalizada.

 

 

¿La Seguridad Social en España cubre las fundas dentales?

Por lo general, los tratamientos bucodentales con finalidad exclusivamente estética no están incluidos en la Seguridad Social. Si quisieras ponerte unas coronas dentales por razones meramente estéticas, por ejemplo, cubrir un diente muy manchado o deforme, seguramente tendrás que hacer un pago privado por este tratamiento.

Coronas dentales en el extranjero

Dependiendo del número de coronas que necesites, tal vez,¡ podría ser rentable viajar al extranjero para el tratamiento. El turismo dental se está volviendo cada vez más popular. Muchas personas de los países donde estos tratamientos son caros buscan opciones en otros lugares.

En Europa países como Hungría y Polonia tienen clínicas dentales que pueden ofrecer servicios con excelentes estándares de calidad por bajos precios. Una corona en estos países puede estar entre 130 y 350 €, dependiendo del material que usen. En América latina, en países como México, Costa Rica y Colombia, puedes encontrar buenos precios en las coronas y demás tratamientos requeridos. También vale la pena que investigues a fondo en distintos lugares de España, ya que también comienza a consolidarse como un gran destino para el turismo dental.

CORONAS DENTALES: PROCEDIMIENTO

Paso 1: Preparación

Los procedimientos para las fundas dentales implican en muchas ocasiones quitar de una cantidad significativa de la estructura dentaria como el el esmalte y la dentina, dejando así el espacio suficiente para que pueda ponerse la corona de forma fácil y segura.

Antes de esto, tu dentista debería tomar una radiografía por varias razones:

  • Para estar seguro de que las estructuras de sostén —huesos, encías— están saludables para soportar la corona.
  • Verificar la longitud de la raíz, no es posible hacer coronas en dientes con raíces muy cortas. En los casos en los que las coronas clínicas son muy cortas, pero hay una extensión suficiente de raíz, puede ser necesaria la realización de una cirugía de encía para descubrir una mayor cantidad de raíz y permitir una adecuada rehabilitación. En estas situaciones la programación de una gingivoplastia o una gingivectomía podría ser necesaria.
  • Que no haya ninguna complicación subyacente
  • Para verificar si hay suficiente estructura dentaria
  • Si requiere o no tratamiento de conducto previo

En este punto un tratamiento de conduto —endodoncia— podría ser necesario. También es posible que tu dentista tenga que quitarte un poco de encía quirúrgicamente para crear más espacio en la base del diente para la corona dental.

Cuando todo esto está solucionado, el dentista adormece el diente y las encías vecinas con un anestésico. La mayoría de las coronas requieren un mínimo de 2 milímetros de espesor para soportar la fuerza necesaria sin fracturarse. Esto significa que tu diente deberá ser recortado —tallado— por los menos esta cantidad por todos lados. Al resultado de este tallado en el diente se le llama muñón.

Muñones dentales reconstruidos con pernos de metal
Reconstrucción de muñones con pernos en metal

Tu dentista también quitará tanto restos de caries como material de empastes previos. Si el diente se ha fracturado demasiado, o queda muy poco de él para trabajar, se pueden poner algunos materiales de relleno lo suficientemente finos, o hacer una reconstrucción de muñón con un perno colado —indicado para lo casos más graves—.

Una vez reconstruido el muñón tu diente debe ser lo suficientemente delgado para que la corona pueda deslizarse fácilmente sobre él, con la forma y el espesor necesarios. Pero lo suficientemente grueso para que pueda soportar las fuerzas de la masticación.

De acuerdo a la cantidad de trabajo previo que requiera tu tratamiento serán necesarias varias citas para la preparación de los dientes. En ocasiones serán más de 2 o 3. Tus encías deben estar completamente sanas y libres de infecciones para continuar con el proceso.

Impresiones y coronas en metal y porcelana
Impresión dentaria en yeso con coronas en completas en metal y porcelana

Paso 2: Impresiones

Se realiza después del trabajo previo, cuando la preparación del muñón y la encía ha terminado. El odontólogo tomará una impresión sobre lo que queda después del tallado. Ésta debe quedar perfecta y detallada porque dependiendo de lo fiel que sea al diente desgastado, influirá en la precisión con la que se elabora la funda dental.

Paso 3: Adecuación de corona temporal

Cómo la fabricación de la corona definitiva tarda entre 2-3 semanas en un laboratorio especializado, tu muñón deberá protegerse de fracturas, sensibilidad y también mantener su estética —si fuera un diente bastante visible—. Así que tu dentista fijará una corona temporal que se mantendrá en el lugar del muñón y podrá ser retirada eventualmente para algunas pruebas.

No te preocupes. El color de tu diente temporal podrá ser el mismo —o muy semejante— al de tus dientes naturales, aunque será un material de menor calidad que el de tu funda dental permanente. En este punto tu dentista, tal vez te citará en varias ocasiones para hacer pruebas de color, forma y adaptación.

Si tuvieras alguna duda en cualquiera de estos pasos, especialmente para los dientes anteriores, es el momento de hablarlo con el especialista. Después de terminada y cementada la corona de manera definitiva tendrás que vivir con ella durante mucho tiempo

Estas visitas pueden llevar entre 30 y 45 minutos. No te asustes si no se cumplen exactamente. Si todo va bien, no necesitará más de 15 minutos en cada prueba. O podrá haber momentos en los que se requieran más de 45 para hacer ajustes adicionales.

Paso 4: Ajuste

Cuando las fundas dentales permanentes están listas, tendrás que hacer una nueva visita al dentista para el ajuste final. Él te quitará el diente temporal, y te anestesiará de forma local si es necesario.

Después de valorar que el ajuste de la nueva corona es correcto, tu dentista aplicará un cemento dental dentro de la corona y la presionará sobre tu muñón. También quitará cualquier exceso de cemento que se escape por la línea de unión entre el diente y tu corona. Habrá un tiempo de espera hasta que el cemento se seque —unos pocos minutos dependiendo de la marca— y listo. Proceso completado.

Esta cita durará entre 30 y 60 minutos. Todo dependiendo de los ajustes finales que haya que realizar. Al principio notarás tu nuevo diente un poco extraño ya que no será exactamente igual al original. Siempre y cuando no interfiera con la mordida debes darte un par de semanas para acostumbrarte.

En el siguiente video verás el proceso completo de tallado dental, toma de impresiones y cementación de coronas de zirconio. Verás como muchas de tus dudas se podrán aclarar.

Corona CEREC o corona de un día

Es una opción que hay en el mercado que te evita las múltiples visitas al dentista y las semanas o meses de espera con una corona temporal en tu boca.

La tecnología CEREC permite a los dentistas hacer coronas en el consultorio en aproximadamente una hora, usando escaneos digitales de la boca del paciente. No hay duda de que es una opción muy conveniente y atractiva para los pacientes, y muchos estarán felices de renunciar al incómodo proceso que implica la realización de las fundas dentales de la manera convencional.

Las coronas CEREC son relativamente nuevas en el mercado, lo que significa que no hay mucha información disponible sobre sus resultados a largo plazo. Sin embargo, el consenso general de los dentistas es que si bien son una opción fuerte y estéticamente agradable para los dientes posteriores, no pueden compararse con el aspecto natural de las fundas dentales de cerámica para los dientes anteriores hechas a mano.

Estas coronas tienen un precio similar al de las otras de las que ya hemos hablado, aunque no implican trabajo de laboratorio y se hacen mucho más rápido que las demás. Sin embargo, no hay muchos dentistas que trabajen actualmente con ellas ya que el coste de las máquinas con las que se fabrican es bastante alto. Habría que esperar si con el tiempo, con estudios a largo plazo y más popularidad, estas coronas puedan ser más asequibles.

¿CUÁNTO DURAN LAS FUNDAS DENTALES?

Aunque las coronas son una solución a largo plazo para restaurar los dientes dañados, pueden no durar para siempre. Hay materiales más finos que otros: el oro, por ejemplo, no corre el mismo riesgo de fracturarse o astillarse que la porcelana.

Tu dentista podría decirte que la expectativa de duración de las coronas dentales es de 15 años aproximadamente, pero muchas podrían durar mucho más que eso. Un estudio de 2013 evaluó 2.340 coronas metal-porcelana con base de oro y encontró que el 97% de las fundas duró más de 10 años, mientras que el 85% permanecían después de 25 años.

Razones por las que una funda dental puede ser reemplazada por otra:

  • Si se agrieta o fractura la porcelana (cerámica)
  • Si se desgasta el metal.
  • Si hay un excesivo daño por la cerámica en los otros dientes.
  • Si hay caries en lo que quedó del diente o la raíz.
  • Si hay deterioro en la apariencia estética —especialmente en los dientes anteriores—

Las fundas dentales de oro generalmente son más fuertes pero pueden desgastarse más fácilmente en pacientes con bruxismo —rechinamiento de dientes—. Esto puede también traer problemas a los pacientes con coronas de porcelana ya que produce desgaste a los otros dientes, o por el exceso de las fuerzas de la masticación podrían llegar a fracturarse.

EL CUIDADO DE LOS DIENTES CON FUNDAS DENTALES

Coronas temporales

Mientras tengas la funda temporal en su lugar debes evitar el consumo de alimentos masticables o pegajosos como gomas de mascar o dulces suaves ya que podrían despegarlas. También es mejor evitar comidas duras, como zanahorias y manzanas crudas.

Trata de morder y masticar con el lado de tu boca contrario al de la corona, o usar solamente la corona para masticar alimentos muy suaves. Finalmente, cuando uses el hilo dental hazlo con cuidado. Inserta el hilo y no lo retires tirándolo hacia arriba, sino deslizándolo hacia afuera. Si sólo lo tiras como de costumbre podría enredarse en el borde de la corona temporal y despegarla.

Cuando usas coronas provisionales durante demasiado tiempo estas tienden a mancharse y desadaptarse fácilmente. Evita el consumo de alimentos con coloraciones profundas y fumar para evitar que cambien de color más rápido.

uso de seda dental
Si tienes dudas sobre el uso del seda dental en tus coronas, pide a tu dentista que te muestre cómo hacerlo

Fundas dentales permanentes

Tu dentista podrá advertirte de que evites los alimentos duros o pegajosos el primer día después de fijar definitivamente tu corona. Esto le dará el tiempo extra de secado suficiente al cemento. El tiempo total de secado de cada cemento depende de la marca.

Una vez fijada la corona, prueba cuidadosamente tu mordida en todas las direcciones, ya que si hay algo que te moleste o sientes algo extraño, hay que arreglarlo lo antes posible para que no haya otros daños o interferencias con la mordida.

A largo plazo, los dientes con coronas se deben cuidar de la misma manera que tus dientes naturales. Cepíllalos dos veces y usa hilo dental diariamente. Si te preocupa que el hilo dental se enrede en el borde de la corona considera invertir en un irrigador dental para una correcta higiene oral.

Si tus encías comienzan a retroceder (recesión), puede causar sensibilidad —si no le han hecho tratamiento de conducto— en las partes de tu diente que no han sido cubiertas con la corona. Es importante minimizar el riesgo de enfermedades de la encía haciéndote revisiones periódicas con tu dentista y limpiezas regulares con el higienista.

En casos de coronas de metal-porcelana, es muy común que haya recesiones gingivales ya que la encía no se adhiere de forma natural a ella. Si hay recesión de las encías el metal de la corona comenzará a hacerse visible y dará como resultado una línea oscura en la unión con el diente.

Si tu corona se rompe o desprende completamente, contacta a tu dentista de inmediato para que pueda evaluar el daño. Las fracturas se pueden rellenar temporalmente con resina, pero la única solución definitiva es el reemplazo total de tu corona. En algunas ocasiones, si las coronas y el remanente dental continúan sin daños, es posible volverlas a cementar.


¿Te ha gustado el artículo? Valóranos más abajo
¿Qué es una Corona Dental? Guía de tipos de Fundas Dentales y Precios
5 (100%) 2 votos