Carillas dentales: la solución para una sonrisa perfecta

Con la edad, los malos hábitos o incluso accidentes fortuitos, nuestros dientes se deterioran: pierden color, se aflojan, se desgastan e incluso se astillan. Si notas que te está pasando y andas preocupado por lucir la mejor sonrisa, quizás debas considerar ponerte unas carillas dentales. Estas finísimas láminas dentales son la fórmula mágica de muchos famosos y se están poniendo de moda en Europa.

¿La razón?

Son una solución que no presenta complicaciones y que generalmente no causa dolor: es una forma rápida de enmascarar los defectos del diente.

Antes y después de una sonrisa usando carillas dentales
La mejor solución para la estética de tu sonrisa

Hay un montón de modelos y el precio de las carillas dentales varía mucho según el material y el objetivo con que te las coloques. En Dentaly.org te hemos preparado este artículo para ayudarte a tomar la mejor decisión. Aquí encontrarás todo tipo de información sobre estas fundas dentales y descubriremos contigo qué es una carilla, los diferentes tipos que existen o los precios de carillas dentales en España, entre otras muchas cosas.

¿Qué son las carillas dentales?

Son láminas delgadas que se colocan en la parte frontal de los dientes. Su objetivo es mejorar la apariencia del diente. Corrigen su color, mejoran su forma o cualquier tipo de daño presente en su estructura. Por eso, también se las llama carillas estéticas. Se pueden colocar en una solo diente o en varios, según el caso. Se hacen a medida para que no se noten y parezcan parte de la propia dentadura.

¿Para qué sirven?

Se usan por motivos de imagen: principalmente obtener una sonrisa perfecta. Gracias a ellas, se consigue:

  • Cambiar el tono de color del diente.
  • Modificar la forma de la pieza dental.
  • Remodelación de las piezas dentales astilladas.
  • Mejorar la alineación de las piezas dentales.
  • Modificar los daños debidos al bruxismo, sobre todo el desgaste.

Cambio del tono de color de la pieza dental:

Cambio de color con las carillas
Cambio de color con las carillas

Con el paso de los años, los malos hábitos y la carga genética los dientes tienden a ir adquiriendo un color amarillento u opaco. También pueden perder su color debido a tratamientos médicos a largo plazo en los que se utilicen antibióticos. En muchos casos los tratamientos de blanqueamiento dental tradicional no proporcionan los resultados esperados por el paciente, o los dientes son demasiado sensibles para realizar este tipo de procedimientos. En estos casos las carillas dentales son la mejor opción.

Modificar la forma de la pieza dental:

Muchas personas poseen dientes muy pequeños o con formas irregulares, lo que hace que su sonrisa no sea bonita y muchas veces les impide reírse con naturalidad. Con las carillas dentales se puede modificar el tamaño y la forma de cualquier pieza dental sin necesidad de realizar ninguna intervención. Es una buena forma de obtener dientes más regulares, bonitos y con apariencia muy natural.

Remodelar piezas dentales astilladas:

Las fisuras dentales y las astillas pueden ser un problema estético para muchas personas. Las carillas dentales suponen una solución muy efectiva y además, aumentan la protección del diente para evitar un daño mayor en el futuro.

Mejorar la alineación de los dientes:

Las carillas estéticas son una manera de enderezar los dientes sin tener que colocar unos brackets. Además, una carilla dental sirve para corregir huecos o piezas irregulares que afean la sonrisa. En estos casos las carillas no son recomendadas en niños o jóvenes, ya que es preferible solucionar el problema con ortodoncia, que enmascararlo con una carilla dental

Modificar daños debidos al bruxismo:

El bruxismo —o rechinar de dientes— es una alteración en la que a la larga se suele producir pérdida del esmalte y desgaste del diente. Con las carillas estéticas se pueden modificar o reparar los daños causados por este hábito. Además, estas finas fundas en forma de lámina ayudan a proteger los dientes de la sensibilidad al cambio de temperatura a la hora de ingerir bebidas o alimentos.

Las carillas dentales son un tratamiento principalmente estético, por lo que antes de colocarla hay que solucionar los problemas de salud bucal subyacentes. No vaya a ser que se enmascare el problema, pero la afección continúe su curso derivando en un problema mucho mayor.

Tipos de carillas estéticas:

tipos de carilla dental
Imagen tipos de carilla dental

Existen una gran variedad de modelos, pero principalmente hay dos tipos de carillas estéticas en función del material en el que se fabrican:

Carillas dentales de porcelana:

Se fabrican a medida en un laboratorio y luego se colocan en el paciente. Llevan bastante trabajo por lo que el precio de las carillas de porcelana es más caro. También su calidad es mucho mayor y son más duraderas, requieren menos mantenimiento y el resultado estético en cuento a brillo y color es mucho más natural.

Carillas dentales de composite:

Se producen in situ sobre el diente, en el que previamente se ha colocado un ácido y luego un pegamento para ir aplicando una resina de material similar al que se utiliza en los empastes. A continuación se le va dando la forma del diente, colocando capa sobre capa, para luego ser endurecida con una lámpara especial y proceder a su limado. De esta forma, se consigue la forma exacta del diente y se pulen para que parezcan naturales.

Es un trabajo más rápido y relativamente fácil de realizar. Por eso, el precio de las carillas de composite es más barato en comparación con las carillas de porcelana. Su calidad también es menor, ya que es un material más frágil, menos duradero y que requiere más mantenimiento para evitar que pierda el color o se fracturen.

Un especialista es el que se encarga de determinar las carillas más indicadas para cada persona. Siempre en función del objetivo que se quiera conseguir. Cada una de estas dos opciones cuenta con características propias que van a determinan su elección.

Ventajas y desventajas de cada material

Porcelana:

  • A pesar de ser muy delgadas, la porcelana es un material muy resistente. Por eso, su tiempo de duración se estima entre diez y veinte años.
  • La porcelana es un material que resiste las manchas, y por ser traslúcido se asemeja mucho a un diente natural.
  • Su producción es delicada. Al ser fabricadas por expertos en un laboratorio, el dentista solo debe preocuparse por una correcta colocación en cada pieza dental.
  • Este tipo de carillas proporcionan la resistencia necesaria para proteger piezas dentales que presenten daños de tipo menor, en los que no sea requerida una corona.
  • Una de las desventajas de las carillas de porcelana es que el proceso de diseño y fabricación en el laboratorio es mucho más largo y puede llevar de una a tres semanas.
  • Implementarlo en el diente puede ser un procedimiento lento por lo que el especialista puede decidir utilizar anestesia general.
  • La mayor desventaja es que el precio de las carillas de porcelana es caro, quizás el doble de las carillas de composite. Además, a muchas personas no les agrada que se deba eliminar parte del esmalte natural de los dientes, ya que obliga a tener carillas en este diente casi de por vida.

Composite:

  • Es un material más barato que la porcelana. Su calidad también es peor. Se estima que el tiempo de vida útil de una carilla de composite ronda los 5 años. Pasado este tiempo, las carillas pueden empezar a mancharse o fracturarse.
  • Este tipo de producto puede convertirse en una solución útil para aquellos pacientes que desean mejorar su sonrisa, pero que no se pueden permitir unas carillas de porcelana —el precio de las carillas de composite es menor—.
  • También es recomendable para los que no están convencidos del todo y no quieren un proceso irreversible. En este caso, las de composite son carillas estéticas temporales que no implican eliminar parte del esmalte natural. Por eso, son muy recomendables para aquellas personas que quieran modificar dientes muy pequeños o muy cortos.
  • Este tipo de carillas dentales no están recomendadas para personas que tienen el hábito de fumar o de tomar bebidas oscuras como el café, ya que el material se tiende a manchar.

Otros tipos de carillas dentales:

carilla dental
Carillas dentales elaboradas acorde a cada cliente

Además de las carillas comúnmente conocidas, también pueden conseguirse otro tipo de carillas dentales:

Componeer:

No se usan mucho en España, pero hay clínicas que las ofrecen. Se elaboran en composite, pero vienen ya prefabricadas y son muy delgadas y de distintos tipos, entre las que los especialistas escogen la adecuada para tratar cada pieza dental. De la misma forma que ocurre con las carillas de composite tradicional, se pueden hacer a medida de cada cliente, y se liman una vez se hayan endurecido.

Lumineers:

Son las que utilizan los famosos. Son muy solicitadas ya que son muy finas y de excelente calidad. Duran unos 20 años o más. Las Carillas Lumineers se elaboran en porcelana ultra fina que no necesita ser tallada, por lo que resulta un proceso más sencillo para colocar. No obstante, su diseño y elaboración son más delicados, así que el precio de las Carillas Dentales Lumineers es mucho más elevado. Un punto muy a tener en cuenta es que para poner este tipo de carillas no hace falta retirar el esmalte de la pieza dental, así que se pueden quitar cuando quieras y no dependes de ellas.

CEREC o CEramic REConstruntion:

Se elaboran por medio de tecnología informática de última generación. El modelo se toma de una imagen escaneada de la cavidad oral del paciente. Son carillas de rápida elaboración, que pueden ser fabricadas en una visita al odontólogo. Eso sí, su apariencia no es tan natural como las que se producen en laboratorios.

DaVinci®:

Se producen en el laboratorio daVinci (Los Ángeles). Fabrican dos tipos de carillas: unas delgadas y otras ultra-delgadas. Son ideales para pacientes que no requieran de un desgaste o tallado dental.

Procedimiento para colocar una carilla dental

colocando las carillas dentales
Procedimiento de implantación de las carillas dentales

El procedimiento para colocar las carillas dentales va a depender del tipo que se vaya a poner. Si lo que el paciente requiere es solo un ajuste de color de la pieza dental, el proceso es más sencillo y rápido. Sin embargo,para los tratamientos más complejos como cubrir un diente astillado o modificar la alineación, el proceso puede llevar más planificación.

En el caso de utilizar carillas composite, por lo general el paciente solo va a necesitar dos visitas con el especialista. En una realizarán la inspección de la cavidad bucal, y si no hace falta recibir otro tratamiento, se establecerá una segunda visita en donde se colocarán las carillas estéticas.

Si se utilizan carillas de porcelana, es posible que se requieran más de dos visitas —a menos que el especialista determine lo contrario y desee acelerar el proceso—. Para ambos casos se requieren una serie de pasos previos antes de proceder a la colocación de las carillas.

Primera visita:

Se usa para realizar un estudio e inspección de la boca del paciente y determinar cuál es la solución más idónea. En esta primera visita el paciente debe indicar al especialista qué es lo que desea cambiar de su dentadura.

Segunda visita:

Durante la segunda visita el procedimiento va a variar dependiendo del tipo de carilla que te vayas a poner:

  • Para poner las carillas de composite es posible que no hagan falta más visitas al odontólogo, ya que es un proceso sencillo.
  • En el caso de las de porcelana, la segunda visita se aprovecha para preparar los dientes donde se vayan a colocar las carillas estéticas, ya que antes de colocarlas hay que tallarlos un poco. En esta segunda visita se usan moldes y radiografías para tomar las medidas del diente en el que va a ir la carilla. Luego se envía la información al laboratorio, que se encargará de fabricarlas a medida. En esta visita puede que el especialista proporcione una aparato de protección bucal al paciente antes de la colocación de las carillas, ya que en algunos casos el dentista puede aprovechar la segunda visita para retirar el esmalte de los dientes e ir adelantando el proceso. Al retirar parte de la capa de esmalte, los dientes quedan más expuestos y hay que protegerlos.

Tercera visita:

Sonrisa perfecta con una lupa
Diseñando la sonrisa perfecta

Se colocan las carillas de porcelana. Por lo general, el especialista suele crear una especie de máscara dental para mostrar al paciente los posibles resultados y que así pueda seleccionar el que más le guste.

¿Cómo se colocan las carillas? Primero, se prepara la pieza dental. El tratamiento más común es recortar una capa fina de esmalte en las piezas donde van a ir las carillas. Se hace para que el diente cuente con la altura y tamaño ideal para que la lámina se adhiera. Como ya hemos mencionado, algunos tipos de carillas no necesitan eliminar el esmalte de la pieza sana.

Es un proceso que por lo general no duele ya que en el esmalte no hay ningún nervio. Sin embargo, a veces el especialista puede colocar algún tipo de anestésico como precaución. Así, el paciente cuenta con toda la seguridad durante la intervención.

Posteriormente se le aplica una especie de pegamento especial sobre el diente y la carilla, que luego se colocan en la pieza dental correspondiente, de manera que se fijen y no se caigan.

Si lo que quiere el paciente es tener una sonrisa mucho más blanca pero resulta que sólo se ha puesto carillas estéticas en algunos dientes, se recomienda realizar una limpieza y blanqueamiento dental en las piezas dentales adyacentes antes de la intervención. Así, se combina el tono de las carillas con el tono natural y la sonrisa luce mucho más bonita.

En estos casos es necesario que el paciente reciba un tratamiento de blanqueamiento dental cada cierto tiempo para evitar que las piezas dentales naturales se vean amarillas, en contraposición con las carillas.

¿Cuándo es necesario recurrir a una carilla dental?

Hombre con dentadura diente astillado
Carillas dentales pueden ser la solución para un diente astillado

Estos elementos son una excelente manera de tener una sonrisa perfecta. Pero antes de ponerlas es necesario que un especialista realice un estudio y determine si son la mejor opción. Y sobre todo: si se pueden colocar en tu dentadura.

El paciente debe tener en cuenta que son una solución transitoria a ciertos complicaciones de tipo estética, pero que no son efectivas en problemas graves de desalineación, o en el caso de infecciones o de roturas.

Por eso, antes de colocarlas, se debe determinar el estado del diente y si es posible resolver el problema con la colocación de las carillas estéticas.

Las carillas dentales se utilizan para resolver más de un inconveniente estético a la vez, como por ejemplo, en el caso de que existan dientes fracturados y separados, en caso de presentar dientes pequeños y mal colocados, o cuando exista fractura e inconvenientes de coloración.

Como una nota especial, si lo que deseas es tener una sonrisa maravillosa pero, a pesar de lograr unos dientes blancos y alineados con tu tratamiento de carillas hay algo que aún te falta, es necesario que le eches un vistazo a tus encías.

No sólo unos dientes maravillosos hacen tu sonrisa perfecta, la forma de tu encía también será necesaria en este conjunto. Así que pregúntale a tu dentista por tus dudas, y tal vez requieras un tratamiento extra tipo gingivoplastia o gingivectomía para poder lograr lo que deseas.

Precios

El precio de las carillas estéticas depende mucho del material y del número de dientes que quieras cubrir. El precio por unidad varía desde los 100 € a los 650 € dependiendo del tipo.

Actualmente en España se usan cuatro tipos de carillas dentales, y el precio varía en cada uno de los casos. Échale un ojo a la lista de precios orientativa de cada una de las carillas que te dejamos a continuación:

Precio carillas dentales de porcelana:

Cuestan aproximadamente 400€ -450€ por unidad. Como ya hemos dicho son de muy buena calidad, con una resistencia y durabilidad mucho mayor que las de composite. Como punto negativo, requieren que se talle el diente antes de colocarlas.

Precio carillas dentales composite:

Su precio aproximado puede ir desde los 100€-150€ por unidad. Son bastante económicas en comparación con las demás. Su material es muy similar al que se utiliza en los empastes.

Precio carillas dentales componeer:

Su precio varías de 200€-300€ por unidad. En España se utilizan poco. Están hechas a base de composite pero se fabrican con anterioridad al proceso y son mucho más finas que las tradicionales. Durante la visita el especialista ya cuenta con diversos modelos entre los que se elige el mejor para cada paciente. Se pueden limar y adaptar a los gustos del paciente sin ningún inconveniente.

Precio carillas dentales lumineers:

Su precio varía de 450€-650€ por unidad. Son las más caras, y las preferidas de los famosos. Se elaboran en porcelana, pero son ultra delgadas por lo que no es necesario tallar el diente y eliminar parte del esmalte para su colocación. Por eso, el proceso es mucho más sencillo, además de ser reversible sin presentar daños en la pieza dental. Se elaboran en un laboratorio por lo que hace aumentar el precio.

Ahorra dinero: contrata un seguro dental

Como ves, las carillas dentales no son baratas. Aunque el resultado vale la pena. Si quieres ahorrarte bastante dinero, una opción es contratar un seguro dental. Hay mutuas que financian el coste de la mayor parte del tratamiento.

Si quieres saber cuáles son las mejores pólizas para este tipo de tratamientos, te dejamos esta herramienta. Tan solo introduce tus datos y te pondremos en contacto con un equipo de profesionales que te asesorarán de manera personalizada .

Cuidados para mantener una sonrisa perfecta

Tras colocar las carillas estéticas las encías pueden retroceder un poco durante el proceso para luego volver a su estado natural. Una vez que hayan recuperado su forma de siempre, es importante llevar una adecuada rutina de limpieza bucal. El hay que tener miedo de perder las carillas estéticas durante el cepillado o el uso del hilo dental, ya que están fabricadas para esto.

higiene adecuada de las carillas dentales
Higiene adecuada de las carillas dentales

La duración de las carillas depende en gran medida de lo que las cuides. Por eso te recomendamos:

  • Utilizar un cepillo de dientes de excelente calidad, además de cambiarlo de manera regular.
  • Utilizar hilo dental a diario después de década comida y utilizar un buen colutorio.
  • Visitar al dentista de forma regular para hacerte limpiezas y retirar el sarro acumulado.
  • Disminuir el consumo de bebidas que tiñen los dientes como el café, el vino y el té. Principalmente si el material de las carillas se tiende a manchar.
  • Dejar de fumar, ya que el aspecto de las carillas se deteriorará.

Diferencias entre carilla dental y corona:

Las carillas dentales son una excelente opción para mejorar el aspecto de los dientes. Sirven para enmascarar un problema, pero no para repararlo.

Las coronas dentales son la mejor opción en casos en los que se requiera restaurar piezas dentales rajadas o que presenten una gran pérdida de esmalte. Este tipo de piezas cubren toda la superficie del diente a diferencia de la carilla, que solo cubre la parte frontal. Las coronas dentales representan una capa de protección contra daños más grandes.

En el caso que el paciente tenga algún diente muy dañado puede necesitar una extracción de la pieza. En este caso es necesario que se le coloque un puente o un implante dental para cubrir el espacio natural.

Un implante posee una función parecida al de la raíz que se inserta en el hueso de la mandíbula, siendo la mejor opción para evitar una pérdida ósea en un futuro por causa de un diente que se ha perdido. Es también una de las opciones más caras.

En cualquiera de los casos la visita a un especialista es la primera opción, luego es determinará cuál será la solución más acertada de acuerdo a las necesidades del paciente.


Carillas dentales: la solución para una sonrisa perfecta
5 (100%) 3 voto[s]