Dolor de muelas: Causas, síntomas y tratamientos. Guía completa.

remedios caseros para el dolor de muelas
El dolor de muelas puede ser uno de los peores padecimientos

¡Dolor de muelas! El terror de muchas personas. No sólo por ser uno de los 10 dolores más intensos que puedes llegar a experimentar, sino por el tratamiento al que tal vez tengas que recurrir.

Cómo aliviar el dolor de muelas es algo que a todos nos preocupa. Por eso, en Dentaly te hemos preparado este artículo donde te informamos de todo lo que tiene que ver con el dolor de muelas. Te daremos algunas explicaciones sobre este problema, qué es, sus síntomas, cuáles son sus causas, maneras de tratarlo y de prevenirlo.

Ya sea porque estás experimentado un fuerte dolor, porque alguien cercano a ti lo esté sufriendo en este momento, o tal vez porque solo quieras aprender sobre el tema, este artículo está concebido como una guía para saber cómo actuar frente a este malestar que a muchos les hace ver las estrellas.

¿Qué es el dolor de muelas?

El dolor de muelas, dolor dental, u odontalgia, es uno de los dolores más agudos que las personas pueden llegar a experimentar, y uno de los más variables en cuanto su intensidad, causas y características. Consiste en cualquier tipo de sensibilidad —para unos más, para otros menos— que se origina en la cavidad oral, en alguno de los lugares relacionados con los dientes.

En sus faces más agudas, el dolor de muelas puede extenderse a otros lugares del cuerpo como la cabeza, los oídos y la garganta.

El dolor dental puede ser de diferentes formas:

  • Agudo o crónico
  • Pulsátil
  • Intermitente
  • Como respuesta a algún agente externo —alimentos calientes, fríos, ácidos o dulces—
  • Momentáneo —al masticar, a la presión o palpación—
  • Continuo e incapacitante
  • Como una molestia que se presenta ocasionalmente

En general, el dolor de muelas presenta una alta variabilidad y dependerá de la causa, intensidad del estímulo y el estado de la pulpa —que se va degenerando con la edad—.

En términos profesionales el dolor dental es un fenómeno físico y químico resultado de muchos factores, entre los que podemos tener en cuenta desde el estado físico y personal del paciente hasta el equilibrio de las áreas nerviosas centrales.

La prioridad ante un dolor de muela es consultar a tu dentista lo antes posible para encontrar cuál es su origen y determinar el tratamiento apropiado.

Tipos de dolor de muela

Imagen mujer calmando el dolor
Hay dos tipos de dolor dental agudo y crónico

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor reconoce, de acuerdo a las siguientes características, dos tipos de dolor, agudo y crónico.

Dolor agudo

  • Con una duración de menos de 6 meses —muchas veces solo unas horas o pocos días—.
  • Es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo a situaciones que representan un peligro inminente.
  • Puede producir taquicardia, midriasis y sudoración.
  • Su diagnóstico suele ser relativamente fácil, lo que permite un tratamiento adecuado.
  • En muchas ocasiones es incapacitante y produce ansiedad.
  • Generalmente se presenta de manera fuerte desde el inicio.

Dolor crónico

  • Dura más de seis meses.
  • De aparición gradual, normalmente más suave al comienzo.
  • Persiste con el tiempo.
  • No se considera como un mecanismo defensivo corporal.
  • Su diagnóstico suele ser difícil lo que a su vez complica el establecimiento de un adecuado plan de tratamiento.
  • Con el tiempo puede producir depresión e incapacidad permanente, especialmente en casos de dolores fuertes.

Síntomas del dolor de muelas

Por lo general el dolor de muelas comienza inesperadamente y puede variar de una leve sensación a un dolor muy agudo. La molestia se localiza inicialmente en algún lugar de los maxilares —la mayoría de las veces relacionado con los dientes—, pero puede llegar referirse a otras partes del cuerpo.

En ocasiones se acompaña de hinchazón, sangrado de las encías, dolor al masticar, fiebre y malestar general.

Usualmente el dolor puede aumentar al comer o beber, especialmente alimentos fríos o calientes. También puede incrementarse cuando te acuestas por un aumento en la presión, debido a la llegada de más sangre a tu cabeza.

Causas del dolor de muelas y dientes

Hay muchas fuentes que desencadenan un dolor dental: desde la infección o trauma de un diente, hasta problemas en las estructuras vecinas que se irradian a la boca —como el oído y las amígdalas—. Pero definitivamente, la caries es la causa más común de esta molestia.

Así que nos detendremos con un poco más de detalle en las causas del dolor de muela:

Caries dental

Caries dental avanzada
Caries dental en estado avanzado

En la mayoría de los casos el dolor de muelas es causado por una caries dental que no ha sido tratada a tiempo. Este mal se origina en los nervios que se insertan en la pulpa del diente, que al afectarse reaccionan produciendo dolor.

Ten en cuenta que tanto el esmalte como el cemento son completamente insensibles. Así que hasta que la causa de tu dolor no afecte la pulpa dental, el dolor de dientes propiamente dicho no se manifestará.

Inicialmente puede producirse un dolor suave e intermitente, especialmente cuando consumes alimentos fríos, calientes o dulces. En sus estados más avanzados puede presentarse un dolor fuerte, continuo y sin causa aparente.

Enfermedad periodontal

progreso de la periodontitis
Periodontitis, inflamación de las encías.

Puede ser gingivitis o periodontitis. Estas enfermedades dañan los tejidos de soporte de los dientes –hueso, encías y ligamento periodontal-.

La gingivitis es una inflamación de las encías, puede llegar a ser muy dolorosa en sus estados agudos, como la gingivitis ulceronecrosante aguda.

En la periodontitis los daños en la encía y tejidos de sostén son mayores; en sus etapas más avanzadas puede originar la movilidad dentaria, infecciones asociadas e incluso provocar la pérdida del diente.

La enfermedades periodontales por lo general producen dolores a la hora de masticar y a la percusión, además de inflamación y sangrado de las encías.

Absceso periapical

Absceso dental
Absceso periapical originado por una caries dental con fístula supurativa

Un absceso periapical está formado por material purulento localizado en el espacio periapical. Indica que la periodontitis se ha extendido más allá de los dientes, a sus tejidos de sostén.

Por lo general, provoca dolor a la masticación y a la percusión, y en algunas ocasiones también produce movilidad dental, “trismus”, edema de la zona afectada, fístulas supurativas y fiebre.

Para su diagnóstico además del cuadro clínico, una radiografía es de bastante ayuda. En ella se observará una imagen radiolúcida —más oscura— en la parte apical del diente.

 

Sensibilidad dental

sensibilidad dentaria pos blanqueamiento dental
La sensibilidad dentaria es uno de los efectos secundarios más comunes después de un blanqueamiento dental

Es un dolor que se produce al consumir alimentos calientes, fríos, ácidos o dulces. En la mayoría de los casos se origina por el debilitamiento del espesor del esmalte o la recesión de las encías, que expone el cemento dental, lo que deja al descubierto la dentina.

La dentina está compuesta por un conjunto de poros que se conectan directamente con las terminaciones nerviosas, haciendo que estas reaccionen a los cambios de temperatura o el PH de la saliva.

Actualmente, los blanqueamientos dentales son una de las causas más comunes de sensibilidad dental.

En los casos de sensibilidad dental el dolor es muy intenso, localizado y normalmente cesa al terminar el estímulo que causa la reacción del nervio. Muchos pacientes lo definen «como un corrientazo»

Bruxismo

El stress es una de las causas más frecuentes de bruxismo

El bruxismo es una condición que se produce cuando inconcientemente aprietas o rechinas tus dientes en todas direcciones. Esto causa un exceso de carga tanto a tus dientes como a las encías y la articulación mandibular.

Este exceso de trabajo hace que se debilite tu esmalte dental por la presión que se ejerce, y puede verse afectada su densidad y causar fracturas en el diente. Además, produce una sensación de cansancio general en la mandíbula y de malestar durante la masticación o la percusión de los dientes.

Los pacientes relatan despertarse con la sensación generalizada de dolor y movilidad dental.

Tratamientos dentales previos

Empaste dental defectuoso.

Puedes tener dolor de muelas después de realizarte algunos tratamientos dentales. La colocación de una obturacion empaste dental, por ejemplo, puede irritar la pulpa y producir sensibilidad.

Si la obturación queda alta o con alguna filtración también se puede producir algún tipo de dolor dental:

  • Al comer
  • Al masticar
  • A los cambios de temperatura producidos por algunos alimentos.

Erupción de las cordales

Muela del juicio
La muela del juicio suele ser la causa principal de extracciones dentales.

Conocidas también como las muelas del juicio o cordales, en muchas ocasiones, al salir, originan un fuerte dolor que se acompaña de molestias como fiebre, inflamación, irritación, dolor a la masticación y en ocasiones, salida de material purulento y dolores que se irradian a la cabeza, oído y articulación temporomandibular.

Debido a su ubicación, su tardía aparición, y la variedad de síntomas que se pueden relacionar con su erupción, en ocasiones, es muy difícil distinguir si el dolor se origina por la salida de las cordales o se debe a otra causa.

Así que lo mejor es que consultes con tu dentista para evaluar lo que ocurre y dirija el tratamiento adecuado para curarlo.

Fracturas o traumatismos dentales

Fractura dental con exposición del nervio, bastante dolorosa

Un diente roto o algunos traumas dentales pueden producir un gran dolor que puede disminuir con el consumo de analgésicos y la realización de los tratamientos que sean necesarios.

En función de la gravedad del trauma pueden presentarse desde simple sensibilidad, agrietamientos y fracturas, hasta la pérdida de los dientes.

Éstos se pueden presentar por morder algo demasiado duro, sufrir un golpe o después de un accidente que comprometa la cavidad oral.

El dolor puede aumentar al momento de comer, por la masticación o por los cambios de temperatura que al consumir alimentos, tanto calientes como fríos.

En la mayoría de los casos sus efectos pueden verse a simple vista. En otras ocasiones, serán necesarios exámenes complementarios como radiografías, y en casos más graves TAC.

Pericoronitis

Este no es un dolor que se presente directamente en el diente, pero sí se origina por su salida. Así que lo hemos tenido en cuenta en esta lista por si en algún momento presentas sus síntomas. De esta manera tendrás una idea de cómo actuar.

Es una infección de la cubierta de encía o saco pericoronario que rodea el diente, durante su erupción . Es más común durante la erupción de las muelas del juicio, aunque también puede presentarse en la salida de otros dientes.

El cuadro clínico está caracterizado por la presencia de algún grado de trismus, dolor en la zona del diente que puede irradiarse a la garganta, oído, cabeza, dolor al tacto o al comer y en algunos casos salida de material purulento.

Retención de un diente

third molar impaction
Impactación de un molar que requerirá una cirugía para extraerse

Los dientes retenidos, también conocidos como dientes incluidos o impactados, son aquellos que, por alguna razón una vez que deben erupcionar quedan atrapados dentro del hueso alveolar. Puede ser causada entre otras por falta de espacio en los maxilares, exodoncias tempranas, etc.

En muchas ocasiones no presenta síntomas y solo es diagnosticado por la falta evidente del diente en boca, o accidentalmente por medio de una radiografía de rutina.

Un diente incluído puede producir:

  • Dolor o sensibilidad en las encías
  • Dolor de cabeza o maxilares
  • Inflamación de las encías que se localizan alrededor del diente retenido
  • Infección

Aunque ya te hemos mencionado algunas de las causas más comunes del dolor de muelas, otros problemas pueden causar síntomas parecidos. Un problema en las estructuras vecinas puede irradiarse a los dientes, incluso si estos no están perjudicados directamente. Por ejemplo:

  • Los abscesos
  • La pericoronaritis
  • Las aftas bucales
  • Las encías dolorosas o hinchadas
  • Una lesión en la articulación temporomandibular
  • La sinusitis por su proximidad a las raíces puede generar molestias en los dientes.

También debes tener en cuenta que la salida de la dentición en los bebés puede causar dolor de muelas y malestar general.

¿Cómo aliviar el dolor de muelas?

Como te has podido dar cuenta, ante la gran variedad de causas y síntomas de un dolor de muelas lo más importante es establecer su origen para realizar el tratamiento más adecuado (empaste, endodoncia, etc.), algo que solo el odontólogo está capacitado para hacer.

Así que el dolor de dientes o muelas, independientemente de su intensidad y duración debe ser siempre motivo de consulta urgente con tu odontólogo. La falta de tratamiento puede conducir a un daño irreversible de la pieza dental, su pérdida, o tal vez a infecciones severas. Si la infección se expande puede causar envenenamiento de la sangre (septicemia).

El tratamiento del dolor de muelas se encamina de acuerdo a la causa del dolor, así que en ocasiones bastará con la colocación de un empaste, si se trata de una caries simple, o tratamientos de endodoncia, limpiezas o tratamientos más complicados como cirugías.

A continuación te daremos algunas indicaciones sobre los tratamientos más comunes para esta dolencia, pero te aconsejamos revisar nuestros artículos anexos en Dentaly.org, para los cuales hemos añadido enlaces en esta página, para que revises en detalle cada situación, las especificaciones, primeros auxilios y los pormenores de los tratamientos — efectos secundarios, tipos y precios promedio en España—.

analgésicos vs remedios caseros para el dolor de muelas
Usar calmantes para el dolor

La primera opción para tratar un dolor de muela es disminuir el dolor tomando analgésicos- El paracetamol o el ibuprofeno son medicamentos para el dolor de muelas que van bastante bien. El nolotil también funciona bastante bien para el dolor de muelas, aunque consulta siempre con el farmacéutico.

Además de las pastillas para el dolor de muelas, también puedes intentar calmar el dolor de muelas con remedios caseros que pueden ayudarte con el dolor, en primera instancia, mientras pides cita con el dentista:

  • Si reduces la ingesta de alimentos calientes, fríos o dulces, el dolor, especialmente en casos de caries dental y sensibilidad dental puede disminuir, ya que estas sustancias son un detonante cuando la dentina está expuesta.
  • En casos de inflamación de las encías, por enfermedad periodontal o gingivitis, así como pulpitis irreversible o abscesos, la aplicación de hielo localizado en la zona afectada, disminuirá la irrigación sanguínea y por tanto liberará la presión y el dolor que causa.
  • Cuando hay inflamación también podría ayudarte el uso de enjuagues de agua tibia con sal o enjugues recetados por tu dentista.

A continuación te mencionamos algunos de los tratamientos que puedes recibir en el consultorio cuando tienes un dolor dental:

  1. Si la causa del dolor de muela es una caries, se limpia la caries y se hace una obturación dental.
  2. De la misma manera, si fuera un empaste defectuoso, se quita y se pone uno nuevo.
  3. Si es originado por una pulpitis, puede ser necesaria un tratamiento conducto.
  4. Si hay una infección de muelas, tal vez se requiera la administración de antibióticos.
  5. Hay ocasiones en las que el dolor de muelas no puede tratarse, y deber ser imprescindible la exodoncia.
  6. En casos en los que el dolor de muela se ha originado por problemas periodontales, serán necesarias una o más visitas para limpiezas y detartrajes. En ocasiones la remisión a un periodoncista o la exodoncia serán la única solución.
  7. Cuando hay retención de cordales o dientes impactados, una cirugía puede ser el único camino.
A continuación te resumiremos en una tabla las principales causas del dolor de muela, sus síntomas y tratamientos, para que puedas observarlos de una manera más sencilla y didáctica.
 
 
CausaPrincipales SintomasTratamientos Posibles
Caries DentalEn sus etapas iniciales es asintomática. Etapas medias: sensibilidad a alimentos fríos, calientes y dulces. Etapas avanzadas: Dolor fuerte y continuoEmpaste dental Endodoncia Exodoncia
Enfermedad PeriodontalEn sus etapas iniciales es asintomática. Etapas medias y avanzadas: dolor al masticar, a la percusión, abscesos, movilidad dentariaLimpiezas profundas Detartrajes Tratamientos periodontales Exodoncia
Absceso PeriodontalDolor a la percusión y a la masticaciónTratamiento con antibióticos Endodoncia Detartrajes Exodoncia
Sensibilidad DentalDolor por agentes externos como alimentos fríos, calientes o muy dulcesAplicación de colirios desensibilizantes como cremas dentales. Empastes Endodoncia
BruxismoDolor al masticar, que puede irradiarse a la articulación temporomandibular, cabeza, oído y garganta. Sensación de tener los dientes flojos. En ocasiones sensibilidad a alimentos fríos y calientesAdaptación de una férula para bruxismo
Tratamientos Dentales PreviosSensibilidad al masticar Sensibilidad al comer alimentos fríos o calientesCambio de empastes defectuosos por nuevos. Si es por un tratamiento de endodoncia, repetirlo.
Erupcion de Terceros Molares Dientes Retenidos o ImpactadosDolor continuo, inflamación Dolor al masticarSi las cordales tienen espacio suficiente para erupcinar, es cuestión de aplicar antiinflamatorios y esperar un poco. En casos más graves la cirugía para extraerlos es la única solución.
Fracturas o Traumatismos DentalesDolor a la masticación y a la percusión Dolor continuo por exposición pulparDe acuerdo al grado de daño puede realizarse desde una obturación simple hasta un tratamiento de endodoncia con perno y corona o en casos graves exodoncia
PericoronitisInflamación Dolor a la palpación Salida de material purulentoRecorte quirúrgico del capuchón pericoronario Exodoncia del diente que acompaña Analgésicos, antibióticos
Sinusitis o Enfermedades Sistemicas o de tejidos vecinosDolor que no es de origen dental pero que puede confundirse, continuo, a la palpación o al masticarRemisión al médico de cabecera para determinar el órgano afectado y el plan de tratamiento.

¿Cómo prevenir el dolor de muelas?

Visita a un dentista

Si has leído con cuidado podrás darte cuenta que hay ocasiones en las que no puedes evitar tener un dolor de muelas, como el causado por la erupción de los terceros molares, o algunos traumatismos dentales. Sin embargo, hay otras ocasiones en las que sí se puede prevenir.

La mejor manera de prevenir el dolor de muelas es mantener tus dientes y encías sanos. Mantén siempre una buena higiene bucal con un cepillado y uso del hilo dental continuo, por lo menos tres veces al día.

En algunas ocasiones el uso de enjuagues dentales está indicado para pacientes con sensibilidad o inflamaciones en las encías.

Debes procurar tener buenos hábitos de salud oral, que además de la higiene incluyan: una dieta adecuada, baja en azúcares, que favorecen la prevención de la caries.

En algunos casos será necesario el uso de un irrigador bucal, especialmente con tratamientos de ortodoncia, pacientes con dificultades para el uso normal del cepillo e hilo dental, o con enfermedad periodontal —ayuda a eliminar los restos de comida que no pueden retirar con el uso normal del cepillo y el hilo dental—.

Ten en cuenta que fumar empeora tus problemas de salud oral, así que si eres un fumador debes realizar visitas al odontólogo con mayor regularidad; así podrás tratar a tiempo algún problema que puedas presentar.

Ya te hemos dicho que debes visitar al dentista en cuanto sientas un dolor de muelas para que te examine, determine la causa del problema y pueda recomendar un tratamiento cuanto antes.

Deberías hacer revisiones bucales por lo menos 1 o 2 veces al año, o tal vez más, dependiendo de tu grado de predisposición a algunas enfermedades orales. Ten en cuenta además, que aunque los niños tienen una dentición que van a reemplazar, por ser más propensos a la caries, requieren visitas más continuas que una persona adulta.

Por último te dejamos un vídeo que resume las 6 causas más comunes del dolor dental

Por favor mira: "17 alimentos que limpiarán sus arterias de forma natural y lo protegerán de ataques al corazón"
https://www.youtube.com/watch?v=-1op-SJU9M8 –~–
6 causas comunes del dolor en los dientes
Puesto que el dolor de dientes es de los peores que podemos padecer es importante que conozcamos sus posibles causas y que, ante cualquier duda o complicación, acudamos al especialista

El dolor en los dientes es el principal motivo de consulta en las clínicas especializadas en odontología. Se trata de un síntoma muy incómodo cuya intensidad y características varían según la causa que lo origine.
Este se produce en las terminaciones nerviosas que se insertan en la pulpa del diente desde su raíz, ya que tanto el recubrimiento como el cemento dental son insensibles.
Esta área tiende a inflamarse con facilidad y puede sufrir alteraciones por el ataque de varios tipos de microorganismos.
La mayoría de las personas lo padecen como algo pasajero, mientras que unos cuantos tienen que combatirlo por tiempo prolongado.
En cualquier caso, es determinante saber cuál es su origen y consultar al dentista para encontrar el tratamiento más apropiado.
En el espacio que tenemos a continuación vamos a revelar esos 6 responsables de dolor que muchos no tienen en cuenta.
¡Descúbrelos!
1. Sensibilidad dental
La sensibilidad dental es el dolor que se produce tras comer o beber algo demasiado caliente, frío, ácido o dulce.
Este se origina por el desgaste del esmalte dental o el retraimiento de las encías, lo que desprotege la dentina.
En esta última existen unos poros que conectan con los túbulos, en los que se insertan pequeñas terminaciones nerviosas, que son las que emiten el dolor.
Una higiene dental deficiente, las enfermedades periodontales y el bruxismo son algunos de los responsables principales de este problema.
2. El bruxismo
El bruxismo es una condición frecuente que se produce cuando el individuo aprieta sus dientes en forma involuntaria, ya sea durante su periodo de descanso o mientras hace las actividades de la jornada.
Este trastorno hace que se debilite el esmalte dental y, por la presión que se ejerce, puede verse afectada la densidad del diente.
3. Caries

Consiste en una afección multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente debido a la desmineralización.
Es el resultado de una higiene inadecuada, el consumo excesivo de azúcar, el desgaste dental y otros factores que permiten la proliferación de los patógenos.
Su desarrollo puede derivar en halitosis, sensibilidad dental y un dolor que varía según el grado de gravedad en que se encuentre.
4. La salida de las cordales
Conocidas también como las “muelas del juicio”, las cordales originan un fuerte dolor que viene acompañado con molestias como la fiebre, la sensibilidad y lapérdida de apetito.
Las encías en el área afectada tienden a inflamarse y el individuo siente molestias con casi todo lo que lleva a la boca.
Como son las últimas muelas que aparecen, es muy difícil distinguir si están comenzando a asomarse o el dolor se debe a otra cosa.
En caso de sospecha, es mejor consultar con el experto para evaluar lo que ocurre y el proceso que conviene seguir para calmarlo.
5. Un diente roto
Los traumatismos dentales o rompimiento de la pieza generan un dolor intenso que solo se disminuye con el consumo de analgésicos y un riguroso tratamiento.
Este se puede originar por morder algo demasiado duro, sufrir un golpe o tener un accidente que comprometa la boca.

En esta situación el dolor incrementa al momento de comer, sobre todo si los alimentos están a temperaturas frías o calientes.
Muchos de los casos se perciben a simple vista mientras que otros solo se pueden diagnosticar con una prueba de rayos X.
Es importante consultar de inmediato al dentista porque la falta de tratamiento puede conducir al daño definitivo de toda la pieza dental.
6. Artritis dental
El término “artritis” nos hace pensar de inmediato en la enfermedad que se desarrolla por la inflamación en las articulaciones.
Sin embargo, al hablar de la artritis dental nos referimos a la inflamación que sufre el ligamento que sostiene la raíz del diente.
Algunos expertos en salud bucal aseguran que el término “artritis” no es del todo correcto en este caso, porque no tiene nada que ver con la patología que todos conocemos.
Esta ocasiona un dolor intenso y, algunas veces, dificulta la ingesta de alimentos y el cepillado.
Entre sus causas principales destacan:
• El uso de aparatos inadecuados o implantes demasiado estrechos.
• La falta de tratamiento oportuno de las caries.
• Un traumatismo sobre el ligamento.
Una correcta higiene bucodental, como mínimo tres veces al día, es primordial para evitar el dolor y las enfermedades en los dientes.
No hay que olvidar el uso diario de hilo dental o cepillos interdentales para acceder a las zonas más difíciles.

Dolor de muelas: Causas, síntomas y tratamientos. Guía completa.
3.3 (65%) 4 voto[s]