Guía completa sobre cómo curar las boqueras, sus causas y sus tratamientos

Tener boqueras es algo relativamente común en algunas personas, y muchos las hemos sufrido de niños en alguna ocasión. Se manifiestan en forma de heridas en las comisuras o ángulos de los labios que molestan bastante. Su nombre médico es estomatitis o queilitis angular. 

En este artículo de Dentaly te vamos a explicar todo lo relativo a esta afección: por qué salen las boqueras, los diferentes tipos que existen, cómo curarlas y algunos remedios caseros para deshacerte de ellas. ¿Empezamos?

¿Qué es la queilitis angular?

qué es una comisura labial

Es el nombre formal que se le da a las boqueras. En el mundo médico también se las conoce como estomatitis angular, queilosis, queilitis comisural o estomatitis comisural.

Una boquera es una herida en forma de fisura, grietas o formación de costras, que suele aparecer en la comisura de los labios y que está relacionado con lamerse los labios constantemente. Al realizar este hábito, la humedad de la saliva facilita el crecimiento excesivo de bacterias y hongos. Las boqueras pueden ser unilaterales o bilaterales, ya que pueden aparecer en una o en las dos comisuras de los labios.

Las boqueras pueden confundirse con la úlceras bucales o con el herpes labial, pero son lesiones diferentes, te invitamos a leer nuestros artículos sobre estos temas para que tengas claras las diferencias.

Las boqueras suelen aparecer más en personas que tienen pliegues profundos en las comisuras, en los niños con erupción de la primera dentición o con uso excesivo del chupete, en personas de avanzada edad y sujetos con pérdida de dimensión vertical. Sin embargo, también pueden padecerla pacientes diabéticos, etílicos cirróticos, anémicos, con deficiencias del sistema inmune o personas con carencia de vitamina B o malnutrición.

Clasificación de la queilitis angular: ¿cuáles son los tipos de boqueras?

Las boqueras se asocian generalmente a la presencia del hongo cándida albicans y la enfermedad que producen: la candidiasis.Por eso, muchas de las clasificaciones se relacionan con el desarrollo de la candidiasis en la boca. Pero si tenemos en cuenta que también la queilitis angular es cualquier inflamación de la mucosa en la comisura de los labios, podemos tener en cuenta un espectro más amplio de causas.

Queilitis mucosa aguda y crónica

Es un tipo de queilitis propia de la semimucosa labial. Puede presentarse de forma aguda o crónica:

  • La queilitis aguda aparece inesperadamente y por lo general con un cuadro sintomático más fuerte.
  • La queilitis crónica aparece y desaparece a lo largo de la vida y se suele relacionar con fisuras dolorosas.

Queilitis microbiana aguda y crónica

Está asociada con la colonización de algunos tipos de microorganismos que crecen en los espacios de las comisuras labiales. Por lo general, las comisuras son más propensas a sufrirlas por la presencia algunos otros factores desencadenantes.

Este tipo de queilitis angular puede dividirse en los siguientes subgrupos:

  • Impetiginosa: propia de niños convalecientes de una enfermedad infecciosa o con presencia de impétigo cutáneo (enfermedad infecciosa de la piel producida por bacterias).
  • Estreptocócica: es una queilitis con colonización bacteriana. Puede iniciarse con un estado febril, o a partir de una inflamación, como gingivitis o periodontitis, o por factores asociados como desnutrición por hambre o deficiencia de vitaminas.
  • Fúngica: es la queilitis angular más común. Por lo general, está asociada con la presencia de candidiasis, unida además a algunos hábitos orales, como el mordisqueo de los labios o succión de elementos como el pulgar, sábanas o chupetes en niños, que favorecen la formación de un ambiente húmedo en las comisuras.

Queilitis de contacto

Las sustancias muy ácidas pueden ser agresivas para los tejidos de algunas personas

Este tipo de boqueras se asocian con el uso de algunas sustancias que resultan agresivas para los tejidos de algunas personas, también denominadas alergias por contacto.

Las alergias por contacto pueden presentarse a diferentes sustancias por ejemplo: maquillaje o bálsamos labiales, cremas faciales, pastas de dientes, o el consumo de algunos alimentos.

Queilitis solares

Es propia de personas sensibles al sol o fuentes de luz fuertes. Puede comenzar a notarse desde edades tempranas. Es una reacción inflamatoria de la mucosa de la comisura por una exagerada exposición a este elemento. A continuación puedes ver una tabla que resume la clasificación de las queilitis angulares

TipoDefinición
Queilitis mucosa aguda y crónicaPropia de la semimucosa labial. Esta puede presentarse de forma aguda o crónica.
Queilitis microbiana aguda y crónicaAsociada con la colonización de algunos tipos de microorganismos: Hongos y bacterias principalmente.
Queilitis de contactoConocida como alergia por contacto. Asociadas al uso de algunas sustancias agresivas para los tejidos
Queilitis por cambios extemos de temperaturasProducida por exposición a cambios bruscos o duraderos a temperaturas extremas, pueden ser frías o calientes.

¿Cuáles son los síntomas de las boqueras?

Dolor de muela. Infección de muela. Apicectomía.

  • Dolor y dificultad a nivel de las comisuras para abrir la boca y comer.
  • Enrojecimiento y descamación de las comisuras labiales.
  • En algunas ocasiones se pueden presentar pequeñas erosiones en las comisuras, que por lo general están cubiertas por una membrana de color amarillento o blanquecino.
  • Vesículas y costras
  • Dolor cuando se ingieren determinados alimentos, especialmente ácidos, muy salados, o ricos en azúcar..
  • Sensación de tirantez o resequedad ligadas a los movimientos de la boca.
  • En los casos más graves se puede producir sangrado de las comisuras al mover los labios, especialmente en aperturas amplias, como al bostezar.

¿Cuáles son las causas de las boqueras?

No existe una sola causa a la que se puedan atribuir la aparición de las boqueras. La mayoría del tiempo la queilitis se compone de lesiones crónicas con épocas agudas que se producen debido a causas locales, sistémicas o ambientales. Estas pueden presentarse de manera independiente o como una mezcla de uno o más de estos factores.

Factores locales

Los factores locales están relacionados con cambios que se producen afectando directamente el lugar en el que se presentan las lesiones, entre ellos podemos encontrar.

La pérdida de los dientes disminuye la dimensión vertical.

  • Pérdida de la dimensión vertical por ausencia de dientes: El edentulismo, o falta de dientes, hace que disminuya la longitud de la parte baja de tu cara. Esto crea surcos más profundos en las comisuras de los labios que favorecen el crecimiento de bacterias y hongos.
  • Pérdida de la dimensión vertical en pacientes dentados con desgastes graves.
  • Prótesis dentales o aparatos ortodónticos desajustados.
  • Humedad continua por acumulación de saliva en la comisura de los labios: propia de personas muy adultas, entre otras por la aparición de arrugas en la zona, o en niños con inicio de dentición o hábito de succión.
  • Alergias por contacto: por el uso de algunas sustancias que producen reacciones alérgicas. Ej: algunos alimentos, cremas dentales o bálsamo para labios.
  • El uso de chupetes en niños durante mucho tiempo, que propician la humedad en los ángulos labiales.
  • Resequedad de los labios: por falta de una adecuada humectación o, producida en ocasiones, por el uso de medicamentos como inhaladores.
  • Candidiasis oral: puede ser la expresión extraoral de que el paciente tiene algún brote de candidiasis intraoral.
  • Hábitos: como el mordisqueo de las comisuras y el humedecer continuamente los labios con saliva pueden producir irritación crónica en los ángulos labiales.

Factores sistémicos

Algunas patologías en la salud del paciente afectan tanto su estado general como a zonas puntuales vulnerables, en este caso las comisuras de los labios. Entre ellos podemos encontrar:

  • Personas con déficits nutricionales o vitamínicos: falta de Vitaminas A, B, o C, y deficiencias de hierro o zinc.
  • Pacientes con depresión de su sistema inmune: como los que sufren irradiaciones de cara y cuello, o los afectados por el VIH.
  • Pacientes con enfermedades sistémicas: como la diabetes, anemia, cirrosis o impétigo, entre otras.

Factores ambientales

Son factores externos al paciente que afectan a su estado general. Por ejemplo:

  • Las temperaturas extremas —calor o frío—
  • Factores personales, como estrés o problemas emocionales.
  • Traumas, por ejemplo cuando el paciente se hiere o se quema, con cubiertos u otro tipo elementos que se introduzca a la boca y que produzcan lesiones en las comisuras que puedan desencadenar una queilitis.

Debes tener en cuenta que, la queilitis angular se contagia y puede originarse por una infección cruzada causada por hongos o bacterias, de un paciente infectado a otro vulnerable.

Acciones como un beso, el uso de vasos o cubiertos infectados, también pueden ser un factor desencadenante. Así que si quieres prevenirla toma algunas precauciones.

¿Cómo se curan las boqueras?

Remedios caseros para tratar ulceras en la boca

Cómo ya hemos dicho, la queilitis angular puede tener distintas causas. Esto hace que su tratamiento sea un poco complejo en algunas situaciones.

Por eso, la mayoría del tiempo se ha optado por el tratamiento local para disminuir la aparición de las boqueras y el tiempo de su cicatrización.

Lo mejor que puedes hacer, si presentas una boquera crónica, que aparece y desaparece constantemente, es consultar con tu médico o dentista. Ellos podrán hacerte un adecuado diagnóstico y por ende un plan de tratamiento más ajustado a tus necesidades. Encontrar la causa verdadera y tratarla representa el éxito de un tratamiento a largo plazo.

Pero si te ocurre esporádicamente, puedes intentar tratamientos locales. En el caso de que no funcionen, no olvides visitar al especialista, tal vez encuentre otros problemas asociados que valga la pena descubrir a tiempo. A continuación, te hablamos de algunos tratamientos según el tipo de queilitis que podrías padecer:

Tratamientos para la queilitis de origen microbiano o por hongos:

tratamientos para la queilitis angular

Será tu médico tratante quien definirá el tratamiento, que suelen consistir en:

  • La utilización de antisépticos como cremas (crema Dalibour).
  • El uso de antibióticos locales como la Neomicina y Aureomicina en caso de bacterias, y de
  • la utilización de Ketoconazol, Clotrimazol  o Nistatina , en caso de candidiasis.

Lo ideal, si no conoces el origen de tu queilitis, es no recurrir a estos tratamientos sin apoyo del especialista.

Remedios para la queilitis por contacto

Es necesario detectar la sustancia que te produce la boquera. Incluso tal vez debas recurrir al método de ensayo y error varias veces. La primera medida es dejar de tomar la sustancia dañina. En caso de alergia por contacto, podrás recurrir al uso de medicamentos antialérgicos y al uso de cremas locales para acelerar su cicatrización.

Remedios para la queilitis por cambios de temperatura:

Evita, en cuanto te sea posible, exponerte a la acción directa del sol o del frío extremos, en caso de ser necesario usa un bálsamo protector para los labios, tal vez el de Maybelline o el Chapstick medicado puedan ayudarte.

Tratamiento para la queilitis por edentulismo o aparatos orales desajustados

Una rehabilitación oral adecuada con el restablecimiento de la dimensión vertical o la readaptación de los aparatos desadaptados podrán ser la solución al problema.

Dieta balanceada para prevenir el labio leporino

Remedios para la queilitis angular por déficit alimenticio

En este caso, será necesaria la administración de suplementos vitamínicos, según tu deficiencia, o realizar cambios en tu nutrición que compensen tus carencias.

Tratamientos por queilitis por factores sistémicos

Debes recurrir a tu médico para el tratamiento de tu enfermedad de base o estado anímico que puedan desencadenarla.

¿Cómo evitar que salgan las boqueras?

Además de los tratamientos descritos, debes tener en cuenta que existen algunas acciones personales que evitarán infecciones cruzadas y acelerarán tu proceso de cicatrización:

  • Evita tocar las lesiones: no las roces, no emplees cosméticos en la zona afectada que se esparzan a otros lugares de la boca, lávate las manos después de manipular tu lesión.
  • Evita los cambios bruscos y prolongados a temperaturas extremas
  • Reduce el consumo de alimentos muy ácidos, picantes, demasiado salados, dulces o calientes: Estos te pueden producir más molestias y retrasar la curación de las boqueras.
  • Limita la apertura de tu boca para que las lesiones se vayan cerrando sin lastimarlas.
  • En cuanto te sea posible mantén secas las comisuras labiales.

Como hemos mencionado anteriormente, la queilitis angular puede convertirse en un problema crónico, que aparece y desaparece a lo largo de la vida. Es importante que sigas cuidadosamente las recomendaciones de tu odontólogo o especialista para reducirla y detenerla definitivamente.

Si inicialmente lo estás intentando en casa, lo mejor será que prolongues cualquier tratamiento, especialmente se si trata de remedios caseros, por unas 2-3 semanas, para lograr una buena cicatrización. Te recordamos que, si en este tiempo no ha mejorado, lo conveniente es consultar al especialista.

Tratamientos caseros para las boqueras

Aloe vera remedio contra el herpes labial

En tu casa, o algunas tiendas naturistas u homeopáticas, podrás encontrar productos que tal vez te ayuden con el tratamiento de la queilitis. A continuación te mencionaremos algunos de ellos.

  • Salvia de castilla en crema: tiene una acción antiinflamatoria y antifúngica. Aplícalo 2 ó 3 veces al día en la comisura labial afectada.
  • Aloe vera: por sus cualidades cicatrizantes y regeneradoras. Utiliza un poco de cristal, aplícalo directamente sobre la herida.
  • Crema de Manzanilla: tiene cualidades antiinflamatorias, antifúngicas y antibacterianas. Aplícala 1 a 2 veces al día. Una de las marcas de la crema de manzanilla que puedes conseguir en el mercado es Argital
  • Aceite de rosa mosqueta: Se ha considerado como un buen antiinflamatorio y cicatrizante. Aplícalo en las lesiones varias veces al día. Puede favorecer la curación de las heridas
  • Vaselina: Ayuda a hidratar la piel en casos de queilitis por resequedad.
  • Cremas ricas en zinc: También promueven la hidratación de la piel, úsalas aplicándolas sobre la lesión.
  • Propóleo en crema con base inerte: Es antifúngica, cicatrizante y antiinflamatoria. Aplícala 2 ó 3 veces al día.

¿Las boqueras son contagiosas?

Sí. Como te hemos mencionamos anteriormente, debes tener cuidado con las cosas que entran en contacto con tu boca.

Te recordamos que la queilitis angular tiene causas muy variadas, así que puedes considerar que es posible su contagio por contacto en los casos en los que la infección es causada por bacterias u hongos.

Así que ten mucho cuidado de besar o de compartir elementos que se ha introducido a la boca alguien que presente las lesiones. No es una receta infalible, pero es un comienzo.

A continuación te dejaremos un video que te va a venir muy bien para aclarar algunas dudas sobre las boqueras.

Guía completa sobre cómo curar las boqueras, sus causas y sus tratamientos
4.5 (90.91%) 11 voto[s]

Referencias

Revista Scielo: Queilitis: Revisión bibliográfica. Consultado el 20 de agosto del 2019.