ES
de_DEen_GBen_USes_ESfr_FR

En calidad de Afiliado de Amazon, Dentaly obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables en el programa de afiliados de Amazon. Lee más.

Empaste dental: la obturación como solución para la caries

Dr. Lorena Gutiérrez
Escrito por
Dr. Lorena Gutiérrez
Revisión médica por
Dr. Carlos Luaces López
Dra. Magdalena Leon
Revisión médica por
Dra. Magdalena León
calendar icon
updated icon
A-hoy

Seguro que ya sabes qué es un empaste dental. De hecho, si tienes cierta edad es más que probable que ya tengas uno. Es uno de los tratamientos dentales más comunes que existen en la odontología general y se usa para solucionar los problemas derivados de una caries. Su nombre técnico es obturación dental.

En este artículo de Dentaly.org, vamos a tratar de resolver las preguntas más frecuentes sobre los empastes dentales, para que en caso de que necesites uno, cuentes con toda la información. Aunque mucha gente busca información sobre empastes caseros, no es algo que se pueda resolver en casa. Es muy importante siempre consultar a un buen odontólogo, ya que está en juego la salud general, que con un buen empaste dental se puede resolver.

¿Qué es una obturación dental?

Los empastes dentales, llamados por los odontólogos obturaciones dentales, son unos rellenos que se ponen en los dientes, generalmente, luego de remover una caries. También se pueden poner por otras causas, como fracturas, hipoplasia del esmalte y problemas estéticos.

El material con el que se realiza el empaste se irá moldeando para reconstruir el diente, devolviéndole su forma original y su funcionalidad. Así, pueden volver a su estado normal o devolver estructuras perdidas.

La obturación dental, se puede usar tanto en dientes de niños como de los adultos.

La Asociación Dental Americana (ADA) recomienda que consultes con el dentista la elección del material más adecuado para tu caso. Es muy importante acudir al dentista lo antes posible para evitar males mayores.

Tipos de empaste dental

nhs tooth filling

Aleaciones Metálicas

Conocidas como amalgamas. Son aleaciones de metales. Plata, oro, cobre y estaño son los que más se suelen usar. La amalgama es un material que se ha utilizado durante muchos años —más de 150— con un gran porcentaje de durabilidad.

Por ser una aleación de metales, la amalgama se puede trabajar bajo ciertas condiciones de humedad sin perder sus características. Es un material adecuado para realizar obturaciones radiculares o en lugares donde no sea posible controlar la humedad durante el tratamiento.

La mayor desventaja de este material es que se retienen en las cavidades por acción mecánica, y no mediante adhesivo. Esto hace que se deba romper más diente sano, para darle la planimetría correspondiente a la cavidad que retiene la amalgama.
Otro punto desfavorable, es que es un material mucho más duro que el diente, por lo que ante alguna fuerza elevada pueden romper el diente. Estéticamente, no es agradable, por su color tan visible. Y como remate, en su aleación llevan mercurio, que es un metal muy contaminante para el medio ambiente y cancerígeno.

Además, según la odontología neurofocal, las amalgamas pueden constituir campos interferentes y afectar la salud general del cuerpo.

Resinas o composites

tooth fillings

Este material permite recuperar tanto la funcionalidad como la apariencia del diente. Actualmente se utilizan componentes como la resina y el composite.

A pesar de su alta capacidad estética presentan una desventaja en relación a las amalgamas: su menor duración, ya que tienen una esperanza de vida que ronda un máximo de 10 años.

Por su valor estético, estos materiales también se utilizan para corregir defectos de los dientes —en tamaño, separación, etc…— y problemas con el color.

La resina es un material que durante la colocación de la misma debe haber un ambiente libre de humedad. Por este motivo, está contraindicada en lugares en los que no sea posible controlar la humedad durante el tratamiento.

Empastes definitivos

Se colocan con el fin de permanecer largo tiempo en tu boca, aproximadamente 10 para los empastes con resinas.

Empastes provisionales

Se utilizan en tratamientos que requieren más de una cita y el material debe ser retirado para luego realizar el tratamiento definitivo. Las restauraciones provisionales sellan el diente, protegen la pulpa de las bacterias y reducen la sensibilidad.

Suelen usarse en los siguientes casos:

  • En casos de cavidades muy profundas en los que la pulpa haya quedado expuesta durante el procedimiento. A veces el odontólogo espera un tiempo para evaluar la evolución de la respuesta.
  • En ocasiones también se colocan en casos de urgencia.

Entre estos materiales están los ionómeros fluorados que ayudan a fortalecer el diente mientras los llevas puestos; también se pueden utilizar como obturaciones definitivas. Otros empastes provisionales contienen eugenol, usado como bactericida, ingrediente también utilizado en algunos remedios naturales para el dolor de muelas.

Las restauraciones provisionales no están hechas para durar mucho tiempo. Normalmente se caen, se rompen, o se desgastan con rapidez. Así que si tienes un empaste provisional visita a tu dentista lo antes posible para terminar tu tratamiento. Evita posponer la visita y que el diente pueda desarrollar otros problemas.

¿En qué otros casos puedes necesitar un empaste dental?

Como ya hemos comentado, la situación más habitual para poner un empaste dental u obturación dental es como tratamiento para una caries dental. Los materiales utilizados para las obturaciones dentales, especialmente las resinas, también se utilizan en otro tipo de problemas dentales, como por ejemplo:

Dientes anteriores fracturados
  • Cuando hay fracturas dentales en las que la estructura dentaria remanente es suficiente para sostener una restauración y no es necesaria la colocación de una corona o incrustación.
  • En casos de desgaste dental.
  • Para reducir la sensibilidad dentaria.
  • Cuando el diente presenta hipoplasia del esmalte.
  • Correcciones estéticas.

Procedimiento para poner un empaste dental

El proceso de obturación es muy sencillo y común, generalmente lleva poco tiempo, menos de una hora. Dependiendo del tipo de empaste, tu dentista seguirá algunos pasos que garantizarán que todo salga a la perfección.

1. Determinar la necesidad del tratamiento

Lo primero que debe hacer tu dentista, es determinar si en realidad necesitas o no un empaste dental. Bien sea por una caries, una fractura o desgaste, el odontólogo debe hacer el diagnóstico y determinar tu plan de tratamiento.

Para hacer el diagnóstico el odontólogo puede recurrir a varios métodos:

  • Observación: de manchas y decoloraciones que indiquen la presencia de caries. Para determinar la extensión de una fractura o desgaste debido a procesos masticatorios. Definir si algunas anomalías dentarias requieren de una restauración.
  • Tintes: una de las formas para detectar la existencia de caries, es por medio de algunos tintes que cambian de color al contacto con las superficies afectadas.
  • Radiografías: muy útiles en casos de caries para saber la extensión de la lesión, sobre todo, si existen caries donde los dientes se juntan o son difíciles de observar de forma directa. También vienen muy bien en caso de traumas, para determinar fracturas que no se pueden observar a simple vista.
  • Láser fluorescente: este método de detección de caries mide los cambios causados por la caries en superficies de difícil acceso.
  • Sonda: Palpando con un explorador la dureza de las manchas, si son blandas, es caries.

Después de hacer el diagnóstico y determinar que la obturación es el tratamiento que necesitas, el odontólogo continuará el proceso para tu tratamiento.

2. Anestesia local

Si tienes miedo a las agujas tal vez estés de suerte y no necesites anestesia para que te pongan el empaste. No en todos los casos de obturación dental será necesaria. Pero depende de la persona y la profundidad de la caries y lo cerca que esté de la pulpa. En lesiones pequeñas y poco profundas, por lo general, no hay necesidad de poner anestesia.

En caso de que sí sea necesaria la anestesia, se administra para adormecer el nervio del diente y el tejido que está a su alrededor. Así, el odontólogo puede trabajar con confianza y sabe que no le está generando a su paciente mayores molestias.

3. Preparación de la cavidad

Hombre en consulta con el dentista para un empaste dental

Después de que el dentista se asegure de que el procedimiento no te va causar dolor, procederá a retirar la caries y a eliminar de la cavidad todo el tejido contaminado.

Debe retirar tanto el material infectado como el afectado, para impedir que la caries se pueda reactivar después de realizar la obturación. Además de limpiar la cavidad, debe adecuarse el espacio donde irá el empaste.

Si el odontólogo va a poner una resina después de limpiar la cavidad seguiría los siguientes pasos:

  1. Grabado ácido: para colocar la resina el dentista debe hacer una preparación del diente con un gel ácido. Esto permite sobre la superficie, que funcionarán de traba mecánica para el adhesivo que se colocará previo a colocar la resina.
  2. Aplicación de bonding o adhesivo: es una especie de pegamento que une la resina al diente y se endurece con una luz LED. Actualmente, hay algunas casas fabricantes que permiten el grabado ácido y la adhesión con un compuesto en un sólo paso. Para este paso y el siguiente, es necesario que no haya nada de humedad, por lo que se realiza lo que se llama aislamiento absoluto, mediante una goma dique. Esto impide que la saliva moje el diente sobre el cual se está trabajando.
  3. Aplicación de resina: el dentista coloca capa a capa la resina hasta obtener la forma deseada endureciéndola con la luz. Al momento de colocarla la resina tiene la consistencia de una plastilina suave.
  4. Pulido: después de colocar el empaste, se pule utilizando diferentes instrumentos, fresas, discos, felpas y cepillos.

En el siguiente video puedes ver de manera resumida en qué consiste un empaste dental:

En este vídeo explicamos como quitar las caries en dientes y muelas con el tratamiento de empaste dental (o obturación). En esta sección de nuestra web encontrarás más información sobre cómo eliminar las caries y sobre el precio del empaste dental: https://www.abadendentistas.com/odontologia-conservadora-y-restauradora/obturacion/

Precio de un empaste dental en España

Paciente pagando en el gabinete dental

En el caso de la Seguridad Social, tendrás que investigar un poco de acuerdo a tu Comunidad Autónoma, ya que no todas tienen las mismas coberturas. Debes indagar si tu caso o tu grupo de edad está dentro de aquellos que podrían acceder a este tipo de tratamiento.

Si no puedes acceder a ninguno de los beneficios anteriores, lo mejor es que pienses en realizarlo lo antes posible en una consulta privada. En este caso el tiempo es oro. Cuanto más retrases el tratamiento, especialmente en caso de caries dental, ésta se extenderá y podría generar otro tipo de problemas.

Actualmente en España, puedes encontrar empastes por un precio que oscila entre 24-147 €, pero dependerá del tamaño de la lesión y el diente a tratar, además de la clínica o Comunidad autónoma.

Debes tener en cuenta que aunque hay una duración media del empaste dental más o menos determinada, ésta dependerá especialmente de tus hábitos de salud oral. Recuerda hacerte revisiones periódicas con tu dentista, para que detecte algún tipo de deterioro y pueda corregirlo a tiempo.

En el caso de las resinas especialmente, una buena higiene oral y la calidad de los alimentos que consumas pueden ayudar a mantener un color adecuado.

Preguntas más frecuentes

¿Cuánto dura el empaste de una muela?

Los empastes de composite o resina duran aproximadamente diez años. Por eso es importante acudir al dentista cada cierto tiempo.

¿Por qué duele un empaste?

Un empaste dental no debería doler. Si sientes algún dolor o molestia probablemente es porque el procedimiento no se realizó de la manera correcta, o que haya pasado un tiempo considerable y se haya filtrado con bacterias la restauración. También puede ocurrir que quizá el dentista ha dejado el empaste un poco alto. Sea cual sea la razón del dolor, lo primero que debes hacer es acudir al dentista.

¿Cómo hacer un empaste dental casero?

Si se te ha caído una obturación y no puedes acudir al dentista de inmediato, es posible tapar la cavidad temporalmente. Para ello necesitarás un empaste temporal de los que se consiguen en la farmacia. Antes de colocarlo, desinfecta el diente con solución salina. Después, desprende un poco del empaste y crea una pequeña bola del tamaño de la cavidad. Colócala en el hueco y muerde para presionar el empaste y darle forma.

Recuerda que este es un tratamiento de emergencia. Acude al dentista lo más pronto posible para que coloque el empaste definitivo.

Empaste dental: la obturación como solución para la caries
4.5 (90%) 6 voto[s]

Referencias

Revista Scielo: Influencia de los márgenes de las restauraciones sobre la salud gingival. Consultado el 07 de marzo de 2023.

Revista Scielo: Tratamiento restaurador de lesiones dentales traumáticas. Consultado el 07 de marzo de 2023.

Repositorio Institucional, Universidad de Guayaquil: Relación de las amalgamas dentales en el estado de salud general de las personas. Consultado el 07 de marzo de 2023.

UCM: Patología y terapéutica I. Consultado el 07 de marzo de 2023.

Revista Scielo: Técnicas actuales utilizadas en el tratamiento de la caries dental. Consultado el 07 de marzo de 2023.