Endodoncia: sus causas, procedimientos, precios y mucho más. Guía Completa

¿Endodoncia? Tal vez hayas escuchado esta palabra varias veces. Para muchos es sinónimo de dolor de muela y tiemblan al oír su nombre. Sin embargo, pocos conocen su significado. En este artículo de Dentaly te hemos preparado una guía completa sobre esta afección: en qué consiste, tipos de endodoncia, cómo se hace una endodoncia, su precio y muchas curiosidades más. Además, también trataremos de responder a las preguntas más frecuentes en torno a la endodoncia:

  • ¿Qué es un canal radicular??
  • ¿Qué procedimientos involucra?
  • ¿Produce dolor una endodoncia?
  • ¿Cuánto tiempo tarda en recuperarse?
  • ¿Cuánto cuesta una endodoncia en España?
  • Efectos secundarios

No podemos prometerte que leyendo este artículo el procedimiento de la endodoncia vaya a ser más agradable, pero por lo menos sabrás qué esperar en el caso de que necesites una.

¿QUÉ ES UNA ENDODONCIA?

Lo primero que debes saber es que hay un sistema de canales que está localizado en las raices de cada uno de tus dientes. Si por alguna razón se llegara a dañar, es entonces cuando podrías necesitar un tratamiento de conducto, conocido también como endodoncia. Ambas palabras son sinónimos. Este tratamiento elimina las bacterias  —si el daño ha sido causado por una infección— y reestablece el equilibrio con el fin de salvar el diente.

LA ESTRUCTURA DEL DIENTE

Gráfica del diente y sus partes
Partes del diente: esmalte, dentina, cemento y pulpa

Para entender bien el tratamiento de conducto debes conocer las partes del diente y su estructura. Así te será mucho más fácil entender lo que sigue.

Anatómicamente podemos distinguir tres partes en los dientes:

  • Corona: es la parte visible del diente, la que se ve normalmente al reírte. Sobresale por encima de la línea de las encías.
  • Cuello: es el lugar en el que se unen la corona y la raíz del diente. Generalmente la línea en la que se separan la corona y la encía. Si no tienes una adecuada higiene oral es el lugar donde normalmente se acumula la placa y se forman los cálculos.
  • Raíz: es la parte del diente que está insertada en el hueso —aquella que no ves—.

De afuera hacia adentro, los dientes están constituidos por cuatro sustancias o tejidos :

  • El esmalte: es la capa externa del diente. Cubre la corona y es de color blanco-azulado transparente y brillante. ¿Sabías que es el tejido más duro del cuerpo? Es la primera barrera de defensa contra la caries.
  • La dentina: es una capa amarillenta que se encuentra debajo del esmalte. Está formada por muchísimos túbulos que conectan con la pulpa. A través de ellos puede comenzar una infección a la pulpa.
  • El cemento: a diferencia del esmalte, ésta es la capa externa que cubre la raíz. Su composición permite que el diente pueda unirse al hueso y estructuras de sostén.
  • La pulpa: es el tejido blando que se encuentra en el centro del diente. Está constituida por los nervios y vasos sanguíneos. Cuando una caries llega a este lugar generalmente se produce dolor. Es un tejido blando que se ubica a lo largo de una estructura denominada conducto radicular o canal radicular, lo que permite que pueda extraerse dejando un espacio vacío en su lugar.
  • El canal radicular o conducto radicular es el espacio en el que se alberga la pulpa, de ahí otro de los nombres que recibe el tratamiento de endondocia: tratamiento de conducto radicular.

Hay que cuidar la estructura dental con el cepillado y el uso de hilo dental a diario. Una acumulación de bacterias en los dientes, como resultado de una mala higiene oral, puede provocar caries dental, y extenderse de tal manera que invada el nervio y lo dañe.

Si la caries erosiona de manera profunda incluso una pequeña cantidad de esmalte, puede dejar el resto del diente susceptible a una infección. Una vez que las bacterias comienzan a invadir la pulpa dental, la infección puede extenderse rápidamente por la raíz del diente a través del sistema de conductos radiculares.

Al propagarse por toda la raíz la infección podría invadir el hueso y la encía circundantes y causar un daño irreparable. En muchas ocasiones la infecciones de los conductos dentales no tratadas pueden conducir a problemas más serios como abscesos dentales y enfermedades sistémicas delicadas.

¿CUÁNTAS RAÍCES Y CANALES RADICULARES PUEDE TENER UN DIENTE?

Cada diente por lo general tiene entre una y tres raíces , aunque algunos pueden tener hasta cuatro. En términos generales, cuanto más grande es el diente y mayor es la presión que tiene que soportar a la hora de masticar, más raíces necesita para mantenerse en su lugar.

Su número varía de acuerdo al tipo de diente. Hay dientes unirradiculares —los que tienen una raíz—, birradiculares —los que tienen dos raíces— y multirradiculares —dientes que tienen normalmente 3 raíces, aunque algunas veces pueden presentar hasta 4—.

Debes tener en cuenta que el número de raíces y conductos radiculares no está en proporción de 1 a 1. En ocasiones una raíz puede tener más de un conducto radicular. Así que debes tener clara la diferencia ente el conducto radicular y la raíz.

A continuación, la siguiente tabla muestra la cantidad habitual de raíces y canales para cada diente. Pero ten en cuenta que esa cantidad no está escrita en piedra, y puede haber variaciones de lo normal.

Tipo de dienteNúmero normal de raícesNúmero normal de condutos radicares
Incisivos superiores11
Caninos superiores11
Primer premolar superior22
Segundo premolar superior1 o 21 o 2
Molares superiores3Entre 3-4, aunque hay ocasiones en las que se pueden presentar 5 o más
Incisivos inferiores11 o 2
Caninos inferiores11
Premolares inferiores11 o 2
Molares inferiores23, 4 o más

Los terceros molares, o muelas del juicio, son los dientes que más variaciones anatómicas presentan, y muchas veces su extracción está indicada. Por este motivo no los hemos incluido en la tabla anterior.

Como hemos visto anteriormente cada raíz puede tener uno o más canales. Se trata de una de las razones por las que puede llevar varias horas limpiar y llenar un solo diente. Sin embargo, es importante que los dentistas se tomen el tiempo de trabajar con cuidado en cada canal, ya que si queda algún rastro de infección o si el canal no se rellena de manera adecuada —queda corto o más largo de lo indicado—, hay una mayor posibilidad de complicaciones e infecciones asociadas.

¿EN QUÉ CONSISTE UNA ENDODONCIA?

El tratamiento de conducto radicular, también llamado relleno radicular o simplemente endodoncia, implica la búsqueda del lugar en el interior del diente que alberga la pulpa,  llamado canal radicular. ¿El objetivo? Limpiarlo cuando la pulpa ha sufrido algún daño o infección irreversible. Conlleva la extracción de la pulpa o lo que queda de ella después de un daño, por lo general, tras una caries, trauma o enfermedad periodontal.

root canal steps
La endodoncia implica la limpieza del canal radicular luego de un daño irreversible en la pulpa.

Las infecciones en la pulpa pueden ser el resultado de diferentes procesos:

  • Progreso de caries no tratadas que llegan hasta la pulpa o la infectan a través de los túbulos dentinales.
  • Inflamación irreversible de la pulpa por coronas o empastes defectuosos.
  • Una fractura o astillamiento de un diente.
  • Trabajo extremo en un diente.
  • Un daño por trauma (accidentes por golpes, caídas, etc).

Una vez que la raíz se ha limpiado, tanto el conducto radicular como parte de la corona se rellenan para preservar la estructura que queda del diente. Los dientes que han tenido un tratamiento de endodoncia anteriormente suelen ser más frágiles que los dientes sanos. En ocasiones tu dentista te puede recomendar ponerte una corona dental para ayudar a prevenir daños en el futuro.

¿Cuándo se necesita una endodoncia?

Si eres disciplinado y te haces revisiones regulares en el dentista, podría identificar a tiempo y tratarte una caries dental antes de que invada la pulpa. Sin embargo, si por alguna razón no has tenido la posibilidad de visitar a tu odontólogo,  podrías encontrarte que la infección se ha extendido hasta crear un daño en la pulpa, y tal vez sea necesario realizarte una endodoncia en el diente afectado.

Como ya dijimos anteriormente, no solo la caries es la culpable de un daño en la pulpa. También traumas continuos, accidentes, otro tipo de afecciones de los tejidos orales, o simplemente quieras colocarte una corona para mejorar tu sonrisa. Sea cual sea tu razón, en algunas ocasiones es necesario una endodoncia.

Por ser la más común, a continuación nos referiremos a una endodoncia motivada por una infección o un trauma continuo:

pain from root canal
No ignores los dolores de tus dientes, podrían ser síntomas de problemas que requieran tratamiento a tiempo

Los síntomas iniciales que podrían indicarte que vas a necesitar una endodoncia incluyen:

Si ignoras los síntomas que se generan por daños en tu nervio, tal vez podrías encontrarte con que tu dolor haya desaparecido con el tiempo.

El dolor no cesa  porque la infección se haya curado de manera espontánea, como si fuera un milagro. Podría significar que el nervio —la pulpa— se ha destruido. Los odontólogos suelen llamar a la muerte del nervio, necrosis pulpar. Esto hace que no puedas sentirlo durante un tiempo.

Pero no te confíes, de repente los síntomas retornarán. Posiblemente notarás que son más fuertes y que están acompañados de otros signos y dolencias, tal vez porque la infección ha tenido el tiempo para extenderse mucho más. Presta atención si:

  • Encuentras inflamadas las encías alrededor del diente infectado
  • Tienes inflamación en la cara
  • Tienes salida de pus por tu diente afectado (si tiene un orificio por caries, fractura o algún tratamiento defectuoso anterior) o por la encía
  • Notas un oscurecimiento del diente

Tan pronto como experimentes algún tipo de dolor en los dientes, acude al dentista. Podría ayudarte a prevenir que la infección se extienda y se convierta en algo más grave. Un daño irreversible en la pulpa dental no se curará solo, y cuanto más tiempo lo dejes menos oportunidades tendrás de que el tratamiento posterior de endodoncia sea eficaz.

Tampoco debes confiar que los antibióticos limpien la infección del canal radicular sin ayuda de otros tratamientos. Aunque es posible que en algunas ocasiones una terapia con antibióticos sea necesaria para ayudarte a mejorar las posibilidades de curarte, los medicamentos por sí solos no serán suficientes para acabar con las bacterias de tus dientes.

La endodoncia es necesaria, ya que mientras la causa de la infección permanezca dentro del diente y no se elimine mecánicamente, la infección no sanará.

Si el dolor de diente aparece de repente y aunque tomes analgésicos de venta libre, no sientes ninguna mejoría, será necesario que vayas a ver al dentista de urgencias lo antes posible. Por lo general, tu dentista solo hará lo posible por calmar el dolor y retirar la causa de la infección hasta que puedas recibir el tratamiento que necesitas.

Lo más seguro es que durante una consulta de urgencia no te realicen una endodoncia, ya que si la infección se ha extendido fuera del diente hay que esperar a que desaparezca para realizar el tratamiento.

¿Necesitas una endodoncia o una extracción?

La prioridad principal de tu odontólogo deber ser la de preservar el diente natural. Pero a veces salvarlo resulta imposible y hay que realizar una extracción. Cuando te sacan un diente puedes verte afectado de diferentes maneras:

  • Alteraciones en tu forma de comer.
  • Se ejerce fuerza adicional sobre los dientes vecinos.
  • Puede afectarte estéticamente, sobre todo cuando te extraen dientes visibles.
  • Se producen movimientos indeseados en los dientes que quedan.
dental consultation
Una radiografía puede mostrar a tu dentista qué tanto se ha extendido la infeccion

Si la infección bacteriana se ha extendido a lo largo de los tejidos circundantes y ha afectado gran parte de la estructura remanente de tu diente, podría no ser suficiente para soportar un empaste o una corona —funda dental— y la extracción podría ser la única opción.

Tu dentista normalmente comenzará tomando una radiografía del área afectada para determinar la extensión de la infección, si se limita solo a un diente o si se ha dispersado a las estructuras circundantes.

Todas estas ayudas sirven para facilitarle al odontólogo una guía para determinar:

  • ¿Cuántos conductos tiene el diente afectado?
  • ¿Dónde están ubicados?
  • La extensión de la lesión.
  • El plan de tratamiento y una estimación del tiempo que debe durar.

A partir de entonces, el odontólogo puede planificar el curso de tu tratamiento y explicarte qué puedes esperar. Ten en cuenta que si el diente que está afectado resulta ser una muela del juicio, habrá algunas situaciones en las que tu dentista optará por extraerla en lugar de realizar un tratamiento de conducto.

Casos en los que tu odontólogo podría recomendarte la extración:

  • Si el diente no ha erupcionado completamente.
  • Si el diente está en una posición que hace difícil su acceso y limpieza.
  • Si posee una forma anómala que dificulta su tratamiento.
  • Si se ha perdido demasiada estructura dentaria.

Si el tratamiento que requieres es especialmente complejo, tu dentista podría remitirte a un especialista en tratamientos de conducto —también llamado endodoncista— para que lo realice.

¿CÓMO SE HACE UNA ENDODONCIA?

Existen 4 pasos principales para realizar una endodoncia, y son necesarios para restaurar el diente después una infección profunda. Estos 4 pasos generalmente se pueden llevar a cabo en 1-2 visitas al dentista. Ten en cuenta que al final, el número de visitas dependerá del diente a tratar y de la complejidad, tanto del sistema de canales radiculares como de la infección existente.

Las radiografías sirven de gran ayuda para establecer el mejor tratamiento. Le darán una idea general de la situación. Sin embargo,  no sabrá con certeza la complejidad del tratamiento hasta que tenga acceso a los conductos radiculares.

Las endodoncias en los conductos radiculares de los dientes anteriores suelen ser más sencillas porque es mucho más fácil acceder a ellos y por lo general son más rectos y anchos. Significa que el relleno de un conducto de un diente anterior casi siempre se hace más rápido que el tratamiento de un diente en la parte posterior de la boca.

El procedimeinto exacto de una endodoncia podrá variar de un profesional a otro, pero hay una rutina básica. A continuación te resumiremos los pasos que hay que llevar a cabo:

Preparación

using a dental dam for root canal
Dique de goma que te protege durante una endodoncia

Después de tomar la radiografía y definir el plan de tratamiento, tu dentista —o endodoncista— podrá  administrarte un anestésico local. Te adormecerá el área a tratar por lo que no deberías sentir ningún dolor. El odontólogo optará o no por aplicar anestesia dependiendo del estado de tu pulpa dental. No en todas las ocasiones en las que hay que realizar una endodoncia es necesaria la anestesia.

¿Cuándo hay que utilizar anestesia? Si se realiza el tratamiento debido a una necrosis pulpar —muerte del nervio— en la mayoría de las casos no será necesaria la anestesia: una pulpa muerta no duele.

Si por otro lado la endodoncia debe realizarse en un diente con una pulpa afectada, pero no necrótica, como en el caso de una exposición por una fractura, o como preparación para otros tratamientos, como la colocación de coronas dentales en donde la pulpa está sana, la aplicación de anestesia será necesaria.

Muchos dentistas pueden ajustar un dique de goma al diente a tratar mientras realiza la endodoncia. El dique es una hoja/barrera de goma que se coloca alrededor de la pieza dental como si fuera una barrera para aislarlo del resto de la boca.

El dique/barrera tiene tres propósitos principales:

  1. Protejer el interior de tu diente de las bacterias de la saliva
  2. Podrás tragar normalmente durante el tratamiento
  3. Si tu dentista, por error arroja algún instrumento o algo de basura dentro de tu boca, no hay riesgo de que te lo tragues y te ahogues.

Es posible realizar este paso del tratamiento sin un dique de goma. Sin embargo, poner se dice que poner el dique de goma contribuye al éxito de la endodoncia. Cuando eliges un dentista para tratar un conducto afectado pregúntale si usa diques para aislar el diente. Si no, estás en tu derecho de encontrar alguien que lo haga si lo consideras necesario.

Apertura del diente

Usando una fresa, tu dentista hará una perforación en la parte superior de tu diente —o en la parte de atrás si se trata de un diente anterior—. A través de ese agujero el odontólogo podrá acceder a la cámara pulpar y al sistema de conductos.

Se usan unas pequeñas limas —parecidas a agujas enroscadas delgadas— para eliminar la pulpa y el tejido nervioso dañado y muerto en el interior del diente y las raices.

files for root canal
Estas limas son muy delgadas, así ayudan a limpiar el interior de tus conductos.

Algunos de los canales radiculares son demasiado delgados o son muy curvos, así que en algunas ocasiones a tu dentista le llevará algo de tiempo extra localizar todos los canales y asegurarse de que todos los residuos de material infectado se han eliminado.

Algunos endodoncistas usan microscopios y luces especiales para ver mejor.

Si tienes un absceso dental al final de tu raíz, deberá ser drenado en este punto, y no debería realizarse la endodoncia hasta no estar seguros de que la infección ha cedido.

La forma estrecha e irregular de algunos conductos hará que la endodondia sea más difícil de realizar adecuadamente. Por este motivo tu dentista usará las pequeñas limas: para ensanchar progresivamente y dar forma a cada canal. Las limas se comportan como pequeños taladros manuales dentro de tus dientes.

El proceso de ensanchado, limpieza y alistado de los conductos irregulares puede llevar desde unos minutos hasta unas horas, repartidas en varias citas para los conductos más complicados.

Limpieza

A continuación, se limpia a fondo el interior del diente usando agua y una solución antibacterias —que se puede usar varias veces a lo largo del proceso—.

Tu dentista usará una jeringa para inyectar la solución dentro del conducto, y así permitir que llegue lo más profundo posible. Es algo que se repetirá varias veces para asegurar que el área quede completamente esterilizada. Después, la solución se seca con puntas de papel, fabricadas de acuerdo al tamaño de las limas que están siendo utilizadas en el tratamiento.

Si tu tratamiento es complejo y necesita más de una visita, tu dentista llenará los conductos con alguna medicación que permita acabar con todas las bacterias que quedan y que el conducto no se vuelva a infectar.  Luego aplicará un empaste provisional para proteger el diente entre visita y visita. Este empaste se quitará cada vez que regreses para continuar con el tratamiento.

Relleno de la raíz

Una vez que todos los canales han sido limpiados y ampliados, es tiempo de rellenarlos. En ocasiones se hace con un material termoplástico que cuando se calienta, se ablanda para adaptarse a la forma de los conductos.

En otras ocasiones los dentistas pueden utilizar unos pequeños conos de un material llamado gutapercha —parecidas a unas pequeñas agujas de goma flexibles—. Se insertan y comprimen cuidadosamente unos contra otros hasta asegurar un adecuado sellado del conducto.

Es importante que el canal radicular quede totalmente sellado, llenando todos los espacios dentro de la raíz del diente. De lo contrario, es posible que vuelva a infectarse.

Una vez las raíces se llenan, el espacio restante del diente se cubre con una restauración, tal como se hace con una obturación o empaste normal. Esto provee un sellado extra y protege la raíz de futuros ataques bacterianos.

crown root canal
Una corona dental puede ser necesria después de una endodoncia.

Corona dental (opcional)

Debido a que el diente es más frágil después de una endoconcia, tu dentista puede recomendarte hacerte una corona dental. Una corona —también llamada funda dental— es una cubierta protectora que tiene forma de diente. Se fabrica en  porcelana, metal, una combinación de ambos o algún material acrílico. Al cubrir el diente lo protege de futuros daños.

Para colocar una corona tu dentista tiene que tallar la parte exterior del esmalte del diente. Una vez fijada la corona en su lugar se verá y reestablecerá la función justo como sucedería con un diente natural.

Tu dentista podría decidir esperar unas semanas antes de comenzar un tratamiento de corona para tu diente, hasta que esté seguro de que la endodoncia ha ido bien y no hay infección asociada.

A continuación te dejamos este vídeo que resume los pasos de una endodoncia con posterior corona dental:

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento de conducto?

La endodoncia es una práctica común dentro de los procedimientos dentales y presenta una alta tasa de éxito. Alrededor del 85% de los tratamientos duran por lo menos de 8 a 10 años en los pacientes que mantienen una buena higiene oral. Muchos incluso podrían durar más que eso, llegando hasta ser permanentes.

Dejar de fumar ayuda a prolongar la efectividad de cualquier tratamiento dental. Permite además mantener un adecuado estado de los dientes y mejora la calidad de las encías.

Si presentas problemas con algún diente años después de haberte realizado una endodoncia, es posible realizar un nuevo tratamiento de conducto para así preservar el diente durante más tiempo.

Debes tener en cuenta que a veces con el tiempo, un efecto secundario de la endodoncia es el oscurecimiento del diente tratado. Si sucede, especialmente en un diente anterior, puedes hablar con tu dentista para realizarte un blanqueamiento para mejorar el color.

En algunos casos de oscurecimiento por endodoncia, que no mejora con un blanquemiento químico,  las carillas dentales o las coronas suelen ser buenas opciones para solucionar el problema.

PRECIO DE UNA ENDODONCIA EN ESPAÑA

Si quieres realizarte el tratamiento de conducto por la sanidad pública debes investigar si está cubierto por la Seguridad Social. Las leyes en España relacionadas con la salud oral pueden variar de una comunidad a otra.

En algunas comunidades solo te cubren la urgencia inicial, en otras —más escasas— podrían cubrirte por lo menos parte de tu tratamiento si se origina por una urgencia o accidente, y en otras, simplemente, tú deberás cubrir todo los gastos relacionados.

Si no has tenido suerte, deberás prepararte para realizarte la endodoncia con un odontólogo privado. Debes tener en cuenta que el coste será bastante más alto que si te haces la endodoncia a través de algún seguro médico.

Tratamientos privados de conducto radicular en España

El coste de una endodoncia con un dentista privado depende de:

  • La localización de tu dentista y sus tarifas privadas
  • La extensión y complejidad del daño
  • El tamaño del diente —en especial el número de raices y conductos radiculares—
  • La posición del diente —por su dificultad, los dientes posteriores tienden a tener precios más altos—.

Es probable que los odontólogos o los endodoncistas no puedan darte un precio fijo por tu endodoncia hasta examinar tu boca y después de haber tomado algunas radiografías para evaluar el estado de tus dientes.

Podrías tener una idea del precio de una endodoncia llamando a diferentes clínicas.  Vale la pena hacerlo, ya que los precios pueden variar sustancialmente de un lugar a otro.

examining infected tooth
Las gafas microscópicas son una ayuda para que tu dentista pueda ver más claramente durante la endodoncia.

Para que te hagas una idea: una endodoncia privada puede tener un precio alrederor de 130 a 305 €, dependiendo de la posición del diente, el número de raíces y conductos radicuales, y podría llegar hasta los 2.000 € o más si tienes que realizarte tratamientos extras como coronas, pernos, blanqueamientos, etc…

Si necesitas una restauración extensa y sólo tienes la opción de acudir a un dentista privado, puede resultarte más económico si buscas un tratamiento en el extranjero.

Para algunos pacientes viajar a países del este de Europa, como Hungría y Polonia, a los que se puede llegar en pocas horas de vuelo en una aerolínea de bajo coste, podría resultar un buen negocio, dependiendo del tratamiento a realizar. Muchas clínicas de estos países ofrecen una alta calidad, y tratamientos más económicos que en otros lugares de Europa.

De todas formas, España también es una buena plaza para el turismo dental. Podrías sorprenderte con los altos estándares y los bajos precios si buscas bien.

O tal vez podrías pensar en combinar unas buenas vacaciones con tu tratamiento dental y pensar en lugares con tratamientos dentales económicos como México, Costa Rica y Colombia. Podrías disfrutar un montón y ahorrarte unos cientos de euros, o al menos matar dos pájaros de un tiro.

Ahorra dinero: contrata un seguro dental

Como ya hemos dicho, desde nuestro punto de vista la mejor opción es contratar un seguro médico con cobertura dental: algunos cubren la mayor parte del coste de la endodoncia y te puedes ahorrar mucho dinero con las garantías de un cuadro médico de primera línea.

En España hay muchas empresas que ofrecen este tipo de seguros. Tantas, que a veces es difícil dar con la adecuada. Para ahorrar tiempo puedes usar el comparador de seguros médicos que te hemos dejado abajo. Es completamente gratuito.

Tan sólo tienes que rellenar los campos en blanco y en cuestión de un segundo la herramienta te mostrará las mejores opciones para tu situación. Tan solo busca las aseguradoras que te ofrezcan cobertura dental completa. Además, contarás con un equipo de profesionales que te asesorarán si lo necesitas sin ningún tipo de compromiso.

 

¿Es doloroso un tratamiento de conducto?

Muchos pacientes se preocupan por el dolor de una endodoncia y pueden posponer el tratamiento por temor a que les duela. Afortunadamente, la anestesia hace que la intervención sea mucho más llevadera. Tanto, que muchos pacientes dicen no notar la diferencia con la colocación de un empaste regular, excepto porque una endodoncia puede llevar un poco más de tiempo.

Para los pacientes que experimentan un dolor considerable antes del tratamiento, la terapia endodóntica, de hecho, puede proporcionarles un gran alivio. Muchos pacientes afirman tener más molestias en su articulación mandibular —como resultado del tiempo que deben tener abierta la boca— que en el diente tratado.

Tu dentista podría administrarte algún anestésico antes de empezar cualquier trabajo. Debido a la duración del tratamiento, en algunos casos será necesario reforzar la anestesia. Dile a tu dentista si notas alguna señal de amago de dolor en algún punto del tratamiento. A menudo lo único que tienes que hacer es levantar la mano si no te sientes cómodo.

Si te sientes particularmente nervioso antes de realizarte la endodoncia, es posible que puedas tomar un sedante clase IV mientras termina el tratamiento. Esto no te dejará completamente inconsciente, como lo haría un anestésico general, pero te relajará profundamente para que no te sientas tan ansioso y apenas recuerdes la experiencia.

easing dental pain
Los analgésicos regulares pueden ayudarte con las molestias después de una endodoncia.

Controlar el dolor después de una endodoncia

La recuperación después de un tratamiento de conducto no  es doloroso normalmente. Pero el diente tratado puede estar inflamado o sensible a la hora de palparlo o masticar durante unos días. Durante este tiempo puedes tomar ibuprofeno o paracetamol para aliviar cualquier molestia.

Puede que te resulte más cómodo consumir solo alimentos suaves mientras tu boca vuelve a la normalidad. Si experimentas un dolor continuo después de tomar analgésicos o notas cualquier otro efecto secundario como hinchazón, inflamación, fiebre, etc… contacta con tu dentista cuanto antes. Pueden ser síntomas de que el tratamiento ha fallado y que necesites cuidados dentales adicionales.

Complicaciones y problemas después de un tratamiento de conducto

A pesar de la tasa de éxito relativamente alta de un tratamiento endodóntico, algunos pacientes experimentan problemas. Las complicaciones después del tratamiento pueden ocurrir desde unos pocos días hasta varios años después del tratamiento inicial.

El fallo en un tratamiento de endodoncia puede ser el resultado de:

  • Que al dentista le falta un conducto durante el tratamiento inicial
  • Un llenado incompleto de un conducto: esto sucede cuando radiográficamente se observa que faltan por obturar más de 2mm arriba del lugar donde termina la raíz.
  • Se ha dejado tejido contaminado dentro o alrededor del diente
  • Una fractura de la raíz
  • Colonización de bacterias

Si surge alguna de estas complicaciones, tu dentista o endodoncista evaluará el diente sobre la posibilidad de realizar de nuevo otro tratamiento del conducto. El nuevo proceso es muy similar al tratamiento original, aunque se complica un poco por la presencia del relleno artificial, que es más difícil de retirar que los restos de la pulpa.

alternative to root canal
Un implante dental puede reemplazar un diente al cual le ha fallado un tratamiento de endodoncia.

En muchos casos, la alternativa a un re-tratamiento endodóntico es la extracción. Aquellos pacientes que no desean someterse nuevamente a  una endodoncia, y optan por una extacción, pueden decidir solucionar su problema reemplazando su dientes con un puente o un implante dental.

Si un tratamiento de conducto falla por una reinfección en la punta de la raíz, es posible que puedas realizarte una cirugía en la raíz, llamada cirugía periapical. Implica hacer una pequeña incisión en la encía para acceder directamente a la punta de la raíz. Esto permite hacer una limpieza de la parte de la raíz infectada, y que la estructura del tratamiento previo permanezca en su lugar.

Si crees que tienes una endodoncia que ha fallado, ponte en contacto con tu dentista tan proto como puedas. Cuanto antes se trate, menores serán las oportunidades de que las bacterias causen más daño por infección.

Recuerda que si tienes revisiones regulares con tu dentista y mantienes una buena higiene oral se reducirán las oportunidades de contraer una infección dental.

Por ultimo te dejamos otro vídeo donde se resumen las partes del diente,  cómo una caries causa un daño en el nervio y el tratamiento de endodoncia posterior. Esperamos haber resuelto todas tus dudas.

Endodoncia: sus causas, procedimientos, precios y mucho más. Guía Completa
5 (100%) 4 voto[s]