¿Cómo superar el miedo al dentista? Todo sobre la odontofobia

El miedo al dentista es bastante común. De hecho, hay estudios que aseguran que una de cada cuatro personas tiene pánico al dentista. Por lo general, las personas con odontofobia sienten un gran malestar ante la idea de asistir a la cita odontológica. 

image d'un dentiste

Algunas personas se ponen muy nerviosas solo con entrar a un hospital, centro de salud o consultorio. Eso, les genera un aumento de la presión arterial. Este trastorno es conocido como síndrome de la bata blanca.

El miedo al dentista es un problema reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por diversas sociedades e instituciones de odontología de todo el mundo. Lo definen como un trastorno capaz de generar respuestas negativas para la salud física y la calidad de la vida de quien lo presenta. 

Ahora bien, la pregunta del millón es: ¿hay vida para las personas que sufren dentofobia? ¿Se puede superar este miedo. Te lo desvelamos en este artículo de Dentaly. 

¿Qué es el Síndrome de la bata blanca? 

También se denomina hipertensión de bata blanca. El síndrome de la bata blanca produce un aumento transitorio de la presión arterial que se produce en algunas personas en entornos sanitarios: hospitales, clínicas odontológicas, consultas médicas o ambulatorios. 

aplicación de flúor dental

Esto depende de la predisposición negativa del paciente, que le lleva a presentar niveles de tensión por encima de su promedio normal. Existen otros factores que influyen en que haya aumento de la presión sanguínea:

  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Miedo o temor.
  • Miedo a la muerte.
  • Estrés
  • Ambiente negativo. 

Las personas con síndrome de la bata blanca le tienen temor a todo profesional de la salud. 

¿Qué es la odontofobia o miedo al dentista?

La odontofobia es el miedo irracional al dentista. Para ser considerado un miedo debe prolongarse durante al  menos seis meses. Hay personas que pasan años sin ir al dentista solo porque les genera ansiedad. 

El miedo al dentista es un tipo de ansiedad que incapacita y bloquea a un nivel tan alto que quien la padece es incapaz de afrontar la cita con el dentista. Estos pacientes prefieren perder todos sus dientes, e incluso seguir con el dolor, antes que acudir al dentista.  Lo más frecuente en un paciente con miedo al dentista es encontrar un estado de salud bucal muy decadente. 

Tipos de miedo al dentista

Cuando hablamos de los tipos de miedo al dentista, podemos referirnos a los diferentes grados de aprensión o temor, y es conveniente saber diferenciarlos:

  • La ansiedad es una sensación de preocupación, generalmente motivada por algo que el paciente desconoce o no puede controlar.
  • Hablamos de miedo cuando reaccionamos a un peligro a menudo vinculado a pasadas experiencias negativas.
  • La fobia dental es un miedo más intenso que conlleva a que el paciente  evite y posponga la cita con el dentista. 

¿Cómo saber si le tienes miedo al dentista?

Muchas personas ignoran este miedo porque creen que no tiene ningún tipo de consecuencia. Sin embargo, es importante reconocerlo como un problema grave para la salud de nuestra boca y que debemos tratarlo porque si no, a la larga, puede acarrear problemas muy graves.

Lo primero que debemos hacer es reconocer que tenemos miedo de asistir a la consulta odontológica y para esto es importante saber si realmente padecemos de este miedo. ¿Cómo puedes saberlo? A continuación, te mencionaremos las conductas más habituales en una persona que le tiene miedo al dentista: 

  • Evitas a toda costa asistir al dentista. Aunque lo recomendable es visitar al dentista cada 6 meses-1 año, simplemente decidimos ignorarlo y crear en nuestra mente la idea de que en realidad no necesitamos acudir al dentista.
  • Postergas las citas odontológicas. Algunas personas que ya han recibido tratamiento suelen estar más reacias a ir al dentista a posteriori, por lo que aunque saben que deben ir a recibir algún tipo de tratamiento, lo cancelan porque solo el hecho de tener que asistir les genera ansiedad. 

¿Qué puede generar odontofobia? 

Las causas pueden ser muy diversas, pero entre las más comunes destacan: 

  • Malas experiencias en el pasado: las personas que le tienen miedo al dentista, por lo general, anteriormente han pasado momentos desagradables durante la consulta y el tratamiento odontológico.
    Xerostomía y salud bucal y miedo al dentista
  • Sensación de la pérdida del control: la posición del paciente en la consulta puede hacer que se sienta vulnerable y sin tener control de la situación.
  • Miedo al dolor: por lo general vinculado a personas con el umbral del dolor bajo.
  • Timidez: ante los tratamientos odontológicos el paciente puede sentir algo de vergüenza o sentir que se invade su espacio personal, por lo que puede provocar que el paciente se sienta muy incomodo. 

¿Qué otros estímulos pueden desencadenar miedo al dentista?

  • Ruido de la turbina.
  • Olores en la clínica dental.
  • Sillón dental.
  • Bata blanca (síndrome de la bata blanca).
  • La inyección para la anestesia (al ver la aguja los pacientes se asustan y se ponen nerviosos)
  • La sensación de estar anestesiado y no sentir nada después de haber realizado el tratamiento. 
  • No poder tragar. 
  • No poder cerrar la boca cuando quiera.
  • Sensaciones que generan incomodidad y sabores extraños.
  • Comenzar el tratamiento antes de que la anestesia haga su efecto. 
  • Percepción de daños a su integridad física.
  • El trato inadecuado parte del personal de la clínica causando en el paciente un ambiente de desconfianza y por tanto temor. 

Claves sobre cómo superar el miedo al dentista

Los dentistas son muy conscientes del miedo que le tienen sus pacientes cuando van a la consulta y por lo general están preparados para enfrentarlos.  Pero ¿qué podemos hacer como pacientes para evitarlo?. Te daremos algunos consejos que puedes seguir para controlar este miedo: 

  • Identificar la razón del miedo: es importante reflexionar y pensar sobre las causas del propio miedo al dentista y analizarlas con tranquilidad. 
  • Informarse: muchas veces ir a una clínica dental a solicitar información sobre los procedimientos que se realizan en los tratamientos que realiza el dentista durante la consulta dental puede ayudar a solventar las dudas y saber que cualquier riesgo puede ser manejable.
  • Buscar un dentista o una clínica de confianza: lo que puedes hacer es preguntar a tus amigos y familiares que visiten habitualmente a un dentista para que te recomiende uno y te cuente su experiencia.
    Limpieza dental en el consultorio
    También puedes acudir a la clínica antes de pedir la cita y ver si te inspira confianza, puedes hablar con el personal y los profesionales a cargo. Una buena idea es comentarles el miedo que le tienes al dentista, ellos lo tomarán en cuenta y harán algo al respecto para ayudarte.
  • Prepararse mentalmente: una vez que hayas tomado la decisión de asistir es importante que evites cualquier foco de estrés o ansiedad. Lo mejor es salir a dar un paseo, hablar con tus amigos, lo importante es que te distraigas lo suficiente.
  • Decirle a un familiar que te acompañe: el ir acompañado refuerza la decisión de ir al dentista y facilita la distracción durante la espera. 
  • Trata de elegir la cita en la mañana: así tendrás menos tiempo para pensar en tu fobia e ir acumulando ansiedad durante el día. 
  • No llegues antes de tiempo de tu cita: trata de llegar a la justa del tratamiento, para que no tengas que esperar en la clínica. En la sala de espera puedes sentirte más ansioso ante los sonidos y olores.

¿Qué hacer si tu hijo tiene miedo al dentista?

Los niños pueden desarrollar miedo al dentista por varias razones: una de ellas puede ser haber tenido experiencias odontológicas negativas. Cuanto más temprano se produzca este miedo, más intenso será.

En los niños que son muy sensibles a estímulos extraños, la experiencia del dentista será fundamental. Por esta razón te aconsejamos que lleves a tus hijos con un dentista que esté especializado en la atención odontológica con niños: el odontopediatra.

A continuación, te diremos que puedes hacer para que tu hijo no tenga miedo de ir al dentista: 

  • Dar ejemplo: si llevas as tu hijo a la consulta mientras el dentista te hace la revisión, tu hijo podrá ir familiarizándose con el ambiente y el instrumental.  Además, tu comportamiento le servirá como ejemplo para que pueda ver que no hay nada que temer.
    las buenas experiencias son clave para no desarrollar miedo al dentista en niños
  • Consultas periódicas: otra estrategia que puedes utilizar para que tu hijo pierda el miedo al dentista consiste en que regularmente asista al dentista. De esta manera también será más fácil resolver cualquier problema que se presente y evitar tratamientos dentales más complejos.
  • Evitar comentarios negativos: este punto es muy importante, porque a veces los padres no se dan cuenta, pero por lo general suelen hacer comentarios a sus hijos sobre lo doloroso que es ir al dentista y toman como castigo ir al dentista. Nuestro consejo es que cuando lleves a tu hijo al dentista uses frases como: «el dentista revisará tus dientes y sé que te portarás muy bien. Después iremos al parque a jugar». Este tipo de frases creará un ambiente de confianza en tu hijo y se sentirá predispuesto a asistir a la cita odontológica.
  • Que pase solo: como padres somos una fuente de seguridad y refugio para nuestros hijos, por lo que puedes ayudarle aliviar la ansiedad en la sala de espera. Sin embargo, a menos que se trate de un niño muy pequeño lo ideal es que pasen solos a la consulta, ya que la mayoría de los niños suelen comportarse diferente cuando no están los padres.
  • Elegir un buen dentista infantil: la elección del dentista pediátrico es importante para que los niños tengan buenas experiencias durante la consulta. Un buen dentista infantil dominará las técnicas de manejo de conducta que favorecen el control de las emociones negativas relacionadas con el miedo y la ansiedad de manera que podrá calmar al pequeño. 

¿Qué puede hacer un dentista para reducir el miedo en sus pacientes?

Las visitas dentales deben ser visitas agradables por lo que es muy importante que el odontólogo trabaje de forma muy personalizada y gradual para que el paciente elimine por completo su respuesta al miedo. Los temores pueden aminorarse con una buena comunicación odontólogo-paciente. En este sentido, podemos tener en cuenta los siguientes consejos: 

  • Comunicarse con el paciente: preguntarle como se siente, si hay algo que le preocupa o si necesita hacernos alguna pregunta. Mostrar empatía es una buena forma de tranquilizar al paciente.
    Tartrectomía dental
  • Buena actitud: es importante siempre ser amable y atento con el paciente.
  • Informar al paciente: explicarle al paciente todos los procedimientos que se van a realizar y responder cualquier duda que pueda tener.
  • No menospreciar los temores del paciente: es normal que el paciente tenga miedo. Es importante afrontarlos como algo normal en el que como dentista podemos ayudar.
  • Música durante la consulta: puede preguntarle al paciente el género musical o banda favorita y colocarla, la música puede disminuir considerablemente la ansiedad. 
  • Siempre que sea posible ofrecer pausas, descansos e incluso alternativas en los tratamientos y exploraciones. Es importante explicarle al paciente como puede indicarnos dar pausa al tratamiento que se esté realizando en ese momento, por lo general la señal que se utiliza es levantar la mano. 

¿Qué factores en consulta pueden afectar la comodidad de los pacientes?

  • Estar de mal humor.
  • Regañar de forma rabiosa al paciente.
  • Ser maleducado.
  • Ser brusco con el paciente.
  • Que el personal de la clínica sea muy desagradable.
  • Atender a muchos pacientes a la vez.
  • Atender a los pacientes sin usar los guantes.
  • Ser muy poco delicado a la hora de tratar al paciente. 
  • Retrasarse en atender el paciente. 

Consecuencias de no ir al odontólogo por miedo al dentista

Tener miedo al dentista puede ser un obstáculo considerable para mantener una buena salud dental. Entre las consecuencias más graves que pueden darse si no vas al dentista son: 

Preguntas frecuentes en personas que nunca han asistido a una consulta dental 

Si es la primera vez que vas a asistir al dentista es normal que sientas mucha ansiedad y sobre todo que tengas muchas dudas al respecto por este motivo hemos preparado para ti esta sección de preguntas frecuentes y tengas una mejor idea de lo que ocurre en la primera visita al dentista

¿Qué se hace en la primera visita? 

Lo primero que debes saber es que en la primera visita no hay pinchazos ni tratamientos de ningún tipo.

El dentista se limita a estudiar y evaluar el estado general de tu salud bucal general. Lo primero que se realiza es la historia clínica que le permite al dentista conocer más de ti y de tu salud en general para así indicar correctamente el tratamiento que necesitas. 

Dentro de los procedimientos que se realizan durante la primera visita al dentista, luego de la historia clínica se realizan exploraciones y revisiones a través de:

  • Radiografías.
  • Exploración de tus dientes de forma muy general.
  •  Revisión general de los labios, mejillas, el paladar.
  • Revisión de la ATM.
  • Exploración del estados de las encías. 

Luego de haber realizado estos pasos se establece el diagnóstico y el tratamiento más adecuado. 

¿Los tratamientos son dolorosos? 

Ir al dentista no duele. El tratamiento indicado para ti va a depender de lo que necesites mejorar en tu salud bucal.

En los tratamientos quirúrgicos como la extracción de una muela o cirugía el dentista emplea el uso de anestesia local, por lo que en ningún momento vas a sentir dolor, es normal que luego del procedimiento realizado sientas un poco de malestar o molestia pero estos síntomas son parte de la recuperación, en pocos días estarás como nuevo. 

¿Si tengo alguna enfermedad sistémica puedo acudir al dentista?

Sí. No tengas miedo de que tu enfermedad vaya a ser un problema para asistir a tu cita odontológica.

El dentista es un profesional en el área de la salud también y sabrá manejar muy bien tu caso e incluso los dentistas realizan interconsultas con los médicos a cargo y de esta forma conocer  más a fondo tu estado general y seguir los pasos necesarios para que tu tratamiento dental no tenga ningún tipo de problema o riesgo. 

Importancia de superar el miedo al dentista

Mujer en revision para ortodoncia

Los miedos deben superarse, si no vivirás así el resto de tu vida. Acudir al dentista es muy importante, pero si no tienes confianza y la seguridad nunca podrás asistir.

Durante muchos años se ha determinado que los dentista solamente están para «hacernos sufrir» pero esto no es verdad. Los dentistas son profesionales de la salud preparados para tratar a tiempo cualquier dificultad en nuestra boca y mejorar nuestra salud oral, su mayor interés es que estés bien y te sientas muy feliz y cómodo con tu sonrisa.

Valora este articulo

Referencias