En calidad de Afiliado de Amazon, Dentaly obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables en el programa de afiliados de Amazon. Lee más.

Apiñamiento dental: causas, consecuencias y mejores tratamientos

Escrito por Dr. Lorena Gutiérrez

Revisión médica por: 

En odontología, el apiñamiento dental consiste en aquella condición ortodóntica en la cual los dientes se encuentran amontonados o encimados unos con otros por falta de espacio en los maxilares.

En éste artículo te queremos contar los diferentes tipos de apiñamiento dental y sus grados de severidad. También, cuáles son las causas más comunes y sus posibles consecuencias; desde un simple problema estético a una cuestión de salud bucodental.

Todo ello para que te puedas hacer una idea de qué soluciones existen para resolver el apiñamiento dental. Comenzando con la ortodoncia invisible o con brackets, según tus necesidades. Hasta incluso posible extracción de piezas dentales, para los casos más severos. Siempre animando a nuestros lectores a acudir a dentistas de confianza.

¿Qué es el apiñamiento dental?

overcrowded lower teeth

Se llama apiñamiento dental a todas las alteraciones que, por falta de espacio en los huesos maxilares, originan un amontonamiento de los dientes. Es lo que se conoce comúnmente como dientes apiñados.

Ocurre cuando los dientes pierden su alineación ideal: se ven montados, girados o torcidos, y no es posible trazar un arco reconocible en su recorrido.

Por lo general, no hay espacio para que los dientes se ubiquen en su posición correcta.

El apiñamiento dentario es uno de los problemas de posición dental más habituales. Suele darse con más frecuencia en el maxilar inferior —apiñamiento inferior— que en el superior.

Contrario al apiñamiento, existen los diastemas que son espacios anormales entre los dientes, ya sea por un exceso de espacio en la arcada dental o por variaciones en el tamaño de los dientes.

¿Cuáles son las causas del apiñamiento dental?

El apiñamiento dental puede producirse por diferentes causas. Éstas pueden presentarse de forma aislada o de manera simultánea. Entre las causas más habituales están:

Los genes se transmiten a nuestro código genético de manera hereda de padres a hijos

1. Factores genéticos

Nuestro código genético contiene toda la información sobre cómo se va a desarrollar nuestro cuerpo. Características sobre tejidos, órganos, susceptibilidades a afecciones, el tamaño de los huesos y los maxilares son, entre otras, algunas de las informaciones que contiene.

Así, cuando el tamaño de los maxilares y los dientes no se corresponden, se puede hablar de una causa genética y el resultado podrá hacerse evidente en una falta de espacio, y consecuentemente, un apiñamiento dental.

Si sufres de apiñamiento dental, puedes investigar entre tus familiares cercanos, tal vez puedas encontrar a algunos con la misma afección.

De los factores genéticos se desprenden cuatro causas del apiñamiento dental:

  • Arcadas dentarias pequeñas con dientes de tamaño normal.
  • Arcadas de tamaño normal con dientes demasiado grandes.
  • Una combinación de las dos situaciones anteriores.
  • La presencia de dientes supernumerarios o dientes sobrantes. Si en ocasiones es difícil que se acomode el número normal de dientes, podrás imaginarte los problemas que trae el hecho de que se desarrolle un número mayor de dientes.

Los factores hereditarios también suelen estar relacionados con las alteraciones en el desarrollo óseo (paladar hendido), que originan las maloclusiones dentales como las clasificaciones de Angle: clase I, clase II, clase III, por ejemplo, y el apiñamiento que por ellas se produce.

2. Factores locales

Además de la herencia, existen factores locales que pueden alterar el desarrollo normal de nuestros maxilares y/o alterar así la posición dentaria, por ejemplo:

La oclusión es la forma como quedan tus dientes al morder
  • La pérdida prematura de dientes deciduos: pérdida temprana de los dientes temporarios, provoca que el diente permanente que debe erupcionar en su lugar no está listo para hacerlo. Los dientes contiguos tienden a moverse cerrando el espacio. Por lo qué cuando el permanente está listo para erupcionar, no tiene espacio, y lo hace muchas veces por fuera del arco.
  • Las fuerzas de la masticación y los músculos: el hecho de que continuamente se esté haciendo fuerza durante la masticación, o la fuerza que ejerce la lengua, aún en reposo, causa movimientos en los dientes durante toda la vida.

Por ésta razón, incluso después de realizarte una ortodoncia, se puede observar algún movimiento en los dientes, especialmente los inferiores anteriores.

  • Hábitos orales nocivos: succión del dedo pulgar, deglución atípica, bruxismo, uso de chupete y biberón, conducen a una alteración en el desarrollo óseo y/o pueden alterar la posición dentaria y desencadenar un apiñamiento.
  • Erupción de los terceros molares: se ha considerado, durante mucho tiempo, que la erupción de los terceros molares crea un desplazamiento de los dientes hacia adelante. Esto da como resultado un apiñamiento de los dientes antero-inferiores. De ahí que el porcentaje de apiñamiento sea más alto en este sitio. No obstante, no se ha identificado directamente como una causa, y no hay consenso entre los especialistas.

Tipos de apiñamiento dental

encombrement dentaire
Apiñamiento moderado

Es posible diferenciar varios tipos de apiñamiento dental de acuerdo al grado de apiñamiento y la forma sobre cómo influyen en el desarrollo de la cavidad oral, la cronología de aparición y sus causas.

De acuerdo al grado de apiñamiento se clasifican por las dimensiones de falta de espacio:

  • Apiñamiento leve: 3 mm o menos de falta de espacio por arcada.
  • Apiñamiento moderado: 3 – 5 mm, falta de espacio por arcada.
  • Apiñamiento grave: más de 5 mm, falta de espacio por arcada.

Otra clasificación diferencia el apiñamiento dental de acuerdo a la cronología de aparición y las causas, en los siguientes tipos:

  • Apiñamiento primario: por causas genéticas. Dientes demasiado grandes y no guardan proporción con el tamaño de los maxilares.
  • Apiñamiento secundario: por causas locales, pérdida temprana de dientes y malos hábitos, entre otros.
  • Apiñamiento terciario o apiñamiento por recidiva: se presenta en pacientes que, aunque tuvieron un tratamiento de ortodoncia exitoso, no usaron correctamente los retenedores dentales. También se ha relacionado con la erupción de los terceros molares, y la presión que ejercen sobre los demás dientes cuando intentan salir.

Los dientes libres, sin retenedores, intentan regresar al lugar del cual fueron desplazados originalmente y pueden sufrir movimientos de leves a severos.

¿Cuáles son las consecuencias del apiñamiento dental no tratado?

Tener los dientes apiñados y no realizar un adecuado tratamiento de este trastorno puede traer algunas consecuencias indeseadas a tu cavidad oral, entre ellas están:

  • dibujos de pares de dientes retenidos y torcidos
    Problemas estéticos en tu perfil facial y en tu sonrisa.
  • Problemas de salud de la cavidad oral, caries y enfermedades de las encías, derivadas de la dificultad de realizar una correcta higiene oral.
  • Problemas funcionales, dificultades para la masticación, alteraciones de la oclusión.
  • Retención de un diente, cuando por falta de espacio no es posible que un diente haga su erupción y queda retenido dentro del maxilar.
  • Desgastes y fracturas dentales, por las alteraciones de la oclusión.
  • Problemas en la articulación temporomandibular.
  • Dolores y molestias en los tejidos blandos vecinos.

Si notas algún signo o síntoma que te alerte sobre la presencia de apiñamiento dental, lo mejor que debes hacer es visitar a un odontólogo. Si lo sufres, tu odontólogo te derivará al ortodoncista, que es el especialista encargado de dar tratamiento a las maloclusiones.

Soluciones al apiñamiento dental

El mejor tratamiento de un problema de salud es aquel que se enfoca en el control de sus causas y la prevención.

El plan de tratamiento y el tiempo de duración, se establece de acuerdo a la causa, la edad y en especial a la severidad del apiñamiento dental que presente el paciente.

Tratamientos de ortodoncia con brackets

ortodoncia para corregir los dientes apiñados

Los tratamientos de ortodoncia buscan corregir las maloclusiones. En este caso, el apiñamiento dental a través de la realización de diferentes movimientos dentales. Es el tratamiento seleccionado para la mayoría de los apiñamientos, tanto leves como severos.

Debes tener en cuenta que cuando se trata de apiñamientos leves, por lo general los tratamientos de ortodoncia por sí solos son suficientes.

En casos de apiñamientos moderados o severos podría ser necesario realizar algunas exodoncias (extracción de alguna pieza dental). El objetivo es ganar espacio y lograr que los dientes restantes se acomoden bien. Por lo general, los dientes elegidos para la exodoncia son los premolares o algún incisivo inferior. Aunque depende del caso.

También es posible que necesites algún tratamiento para acelerar y facilitar el movimiento dental, como corticotomías o microperforaciones.

Ortodoncia invisible

Alineadores dentales invisalign

La ortodoncia invisible utiliza férulas de plástico. Su objetivo es corregir el apiñamiento mediante la activación de diferentes movimientos en los dientes, para así lograr su adecuada alineación.

Las férulas de la ortodoncia invisible se cambian periódicamente y han demostrado tener excelentes resultados en casos de apiñamientos leves o moderados.

Este tipo de ortodoncia es más cómoda y estética que la convencional. Los alineadores que se utilizan son más cómodos que los brackets y la higiene bucal se puede realizar de forma más efectiva. Si quieres conocer más sobre éste tipo de ortodoncia invisible, te dejamos éste artículo.

Los alineadores invisibles no están indicados para casos de apiñamientos severos. Especialmente aquellos que requieren extracciones. Lo adecuado sería hacer el tratamiento mediante una ortodoncia con brackets.

Tratamientos adicionales

En algunos casos en los que el apiñamiento se evidencia de manera temprana, es posible realizar un tratamiento que implica extracciones seriadas de dientes deciduos.

Este tipo de tratamiento tiene como objetivos:

  • Fomentar la erupción temprana de los premolares
  • Guiar la erupción de los dientes permanentes. Con exodoncias específicas y en el momento indicado, de algunos dientes deciduos, para no perder espacio.

Este tipo de tratamientos, puede corregir el apiñamiento o hacer que el tratamiento de ortodoncia posterior sea mucho más simple.

Aparatos como el péndulo de Hilgers o el aparato de Frankel pueden crear espacio adicional en las arcadas sin necesidad de extracción dental en algunos casos de apiñamiento.

Retenedores dentales

Al finalizar cualquier tratamiento después de un apiñamiento dental, en cualquiera de sus formas, es necesario que los pacientes utilicen retenedores de ortodoncia. Siempre y cuando se usen adecuadamente, se evitará cualquier tipo de recidiva.

A continuación puedes observar un cuadro que muestra los diferentes tipos de tratamientos y el tipo de apiñamiento para el que están indicados:

Tipo

Características

Tipo de apiñamiento

Edad

Ortodoncia interceptiva u ortopédica.

Aparatos funcionales, generalmente de quitar y poner o cementados sobre algunos dientes.

Apiñamientos severos detectados de manera temprana. Control de hábitos. Apiñamientos primarios.

Niños entre 6 y 11 años.

Ortodoncia convencional.

Con brackets.

Apiñamientos de leves a severos. Apiñamientos primarios, secundarios y terciarios

De adolescentes en dentición mixta en adelante. Preferiblemente dentición mixta tardía.

Odontología invisible, Invisaling.

Férulas de acrílico duras.

Apiñamientos leves y moderados. Primarios, secundarios o terciarios

De 15 años aproximadamente en adelante.

Estética dental.

Resinas de fotocurado. Tallado selectivo o stripping. Carillas.

En casos de apiñamiento leve. En severo o moderado por lo general se combina con la ortodoncia convencional.

En dientes permanentes.

Extracción seriada.

Extracción guiada de dientes deciduos.

Apiñamientos primarios y secundarios tempranos.

Niños con dentición decidua o mixta temprana.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la mejor edad para tratar el apiñamiento dental?

ferulas ortodoncia infantil para corregir los dientes apiñados

Niños entre los 6 y los 14 años. El mejor momento para corregir los dientes apiñados será aquel en el que el cuerpo esté todavía en desarrollo y aún pueda incentivarse el crecimiento óseo.

En los casos de apiñamiento severo, el mejor momento para realizar su tratamiento, será en la etapa de dentición mixta tardía, ya que necesitará que los premolares estén erupcionados para realizar su extracción, si fuera necesaria.

En los casos en los que la extracción seriada de deciduos es la solución, este tipo de tratamiento, se realizará durante la dentición mixta inicial, entre 8 y 11 años aproximadamente.

¿Puede prevenirse el apiñamiento dental?

apiñamiento dental y hábito de chuparse el dedo

El apiñamiento dental no se puede prevenir. No está en nuestras manos hacer un control preventivo de algunos de los factores genéticos. El tamaño de nuestros maxilares son factores que no se pueden cambiar

Pero, en sentido menos estricto, se puede hablar de la prevención del apiñamiento en el caso de algunos de los factores:

  • Hacer un correcto control de hábitos como bruxismo y succión del dedo pulgar, pueden ayudar.
  • Si se detecta a tiempo una maloclusión dentaria, que se relacione con un déficit en el desarrollo de alguno de los maxilares, es posible estimular el crecimiento óseo con un tratamiento de ortopedia dental como los expansores de los maxilares.
  • Cuando se trata de un apiñamiento por recidiva, es posible evitarlo con el uso riguroso de los retenedores dentales y los controles periódicos con tu especialista, especialmente en los primeros años después de tu tratamiento.
  • En los casos de apiñamiento terciario, también se ha utilizado como método preventivo la exodoncia de las muelas del juicio, en especial, durante y justo después de terminar un tratamiento ortodóntico.
Apiñamiento dental: causas, consecuencias y mejores tratamientos
5 (100%) 5 voto[s]

Autores y coautores del artículo
Graduada en Odontología y Diplomada en Estética Dental. Posee una dilatada experiencia en atención de pacientes en odontología general y estética, tanto en el área pública como en el sector privado. A lo largo de su carrera profesional ha ejercido como dentista en diversas áreas metropolitanas.
Revisión médica por:
Odontóloga graduada de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. También cursó sus estudios en la Universidad de Murcia y en la Universidad de Valparaíso, Chile. En constante formación, realizó posgrados sobre las distintas ramas de la odontología. Actualmente cursando una especialización en prótesis e implantes.
Referencias

Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría: Tratamiento en paciente adulto con apiñamiento dental severo, extracciones de primeros molares superiores e inferiores. Caso clínico. Consultado el 21 de diciembre de 2022.

Revista Scielo: Implicación de la erupción de los terceros molares en el apiñamiento anteroinferior severo. Consultado el 21 de diciembre de 2022.

Dialnet: Tratamiento precoz del apiñamiento dental en dentición mixta procedimientos de intervención no habituales sin tocar los dientes permanentes. Consultado el 21 de diciembre de 2022.

Dialnet: Severidad del apiñamiento dental y su relación con la caries. Consultado el 21 de diciembre de 2022.

Revista Scielo: Relación entre apiñamiento dentario y terceros molares. Consultado el 21 de diciembre de 2022.