Apiñamiento dental: guía completa. Todo sobre sus causas, consecuencias, tratamientos y mucho más

Escrito por

En odontología se dice que hay apiñamiento dental cuando los dientes se encuentran torcidos o montados unos con otros. Por lo general, los dientes apiñados se dan cuando no hay espacio suficiente en la boca para que se ubiquen adecuadamente.

En este texto te explicamos en detalle qué es el apiñamiento dentario, cuáles son sus causas y sus consecuencias. También te ponemos al día sobre las mejores soluciones para el apiñamiento dental.

Conceptos previos a tener en cuenta

A lo largo de este artículo te vas a encontrar algunos conceptos de los que posiblemente no hayas oído hablar. Por eso, antes de continuar es importante que conozcas alguno de ellos.

Modelos yeso

Oclusión y maloclusión dental

Se denomina ocluir a la acción de cerrar o morder con los dientes. La oclusión es la relación que establecen los dientes durante esta acción.

Un sujeto puede tener una buena oclusión, que se presenta cuando esta relación es apropiada y mantiene el equilibrio entre el maxilar superior y el maxilar inferior al morder.

Cuando esta relación es anómala o está alterada se denomina maloclusión dental. El apiñamiento dental es uno de los tipos de maloclusión.

Alineación dental, los dientes se ubican formando un arco, en la posición adecuada

Arcada dental

Se le llama así debido a la forma de arco que toman el conjunto de dientes colocados en su posición en cada maxilar. Hay dos arcadas en la cavidad oral: la arcada superior y la arcada inferior.

Alineación dental

Se llama alineación dental a la posición que toman los dientes al salir en los huesos maxilares.

Se dice que hay una buena alineación dental cuando los dientes se encuentran bien posicionados, permitiendo una buena oclusión.

Hay desalineación dental, cuando los dientes no están en la posición correcta, creando así una maloclusión.

¿Qué es el apiñamiento dental?

Se llama apiñamiento dental a todas las alteraciones que, por falta de espacio en los huesos maxilares, originan un amontonamiento de los dientes. Es lo que se conoce comúnmente como dientes apiñados.

Ocurre cuando los dientes pierden su alineación ideal: se ven montados, girados, mal colocados y torcidos, y no es posible trazar un arco reconocible en su recorrido.

Por lo general, no hay espacio para que los dientes se ubiquen en su posición correcta.

El apiñamiento dentario es uno de los problemas de posición dental más habituales. Suele darse con más frecuencia en el maxilar inferior —apiñamiento inferior— que en el superior.

¿Cuáles son las causas del apiñamiento dental?

El apiñamiento dental puede producirse por diferentes causas. Éstas pueden presentarse de forma aislada o de manera simultánea. Entre las causas más habituales están:

Los genes se transmiten a nuestro código genético de manera hereda de padres a hijos

1. Factores genéticos

Nuestro código genético contiene toda la información de cómo se desarrollará nuestro cuerpo. Tejidos, órganos, susceptibilidades a afecciones, el tamaño de los huesos y los maxilares, son entre otras algunas de las instrucciones que contiene.

Así que cuando el tamaño de los maxilares y los dientes no se corresponden, se puede hablar de una causa genética y el resultado podrá hacerse evidente en una falta de espacio y un apiñamiento dental.

Si sufres de apiñamiento dental, si escudriñas entre tus familiares cercanos, tal vez puedas encontrar entre ellos a varios con el mismo problema.

De los factores genéticos se desprenden cuatro causas del apiñamiento dental:

  • Arcadas dentales pequeñas con dientes de tamaño normal.
  • Arcadas de tamaño normal con dientes demasiado grandes.
  • Una combinación de las dos situaciones anteriores.
  • La presencia de supernumerarios o dientes sobrantes, si en ocasiones es difícil que se acomode el número normal de dientes, podrás imaginarte los problemas que trae el hecho de que se desarrolle un número mayor de dientes.

Los factores hereditarios también suelen estar relacionados con las alteraciones en el desarrollo óseo que originan las maloclusiones dentales,  como las clasificaciones de Angle: clase I, II, III, por ejemplo, y el apiñamiento que por ellas se produce.

2. Factores locales

Además de la herencia, existen factores locales que pueden alterar el desarrollo normal de nuestros maxilares y/o alterar así la posición dentaria, por ejemplo:

  • La pérdida prematura de dientes deciduos

Envía la información errada de que hay un espacio sobrante y que no será necesario un crecimiento extra del hueso. Así se disminuye el espacio en el que deben erupcionar los dientes permanentes.

  • Las fuerzas de la masticación y los músculos

La oclusión es la forma como quedan tus dientes al morder

Aunque parecen insignificantes, con las fuerzas de la cavidad oral sucede lo mismo que con la gota de agua: cuando cae durante mucho tiempo en el mismo sitio logra esculpir la piedra.

El hecho de que continuamente se esté haciendo fuerza durante la masticación, o la fuerza que ejerce lengua, aún en reposo, causa movimientos en los dientes durante toda la vida.

Esta es la razón de que, incluso después de realizarte una ortodoncia, o cuando eres adulto, se pueda observar que los dientes, especialmente los inferiores anteriores, han tenido algún tipo de movimiento.

Si tienes una buena oclusión estas fuerzas se reparten equitativamente por toda la boca y los movimientos son mínimos. Si tienes un apiñamiento dental este tipo de fuerzas tiende a empeorarlo con el tiempo.

Esta es una característica del apiñamiento, puede presentarse aún cuando ya han terminado tus picos de crecimiento y eres un adulto.

  • Hábitos orales nocivos

Malos hábitos, como el hábito de lengua, de succión del pulgar, deglución atípica, bruxismo y apretamiento, uso de chupete y biberón, conducen a una alteración en el desarrollo óseo y/o pueden alterar la posición dentaria y desencadenar un apiñamiento.

  • Erupción de los terceros molares

Se ha considerado, durante mucho tiempo, que la erupción de los terceros molares crea un desplazamiento de los dientes hacia adelante. Esto da como resultado un apiñamiento de los dientes antero-inferiores. De ahí que su porcentaje de aparición sea más alto en este sitio. No obstante, no se ha identificado directamente como una causa, y no hay consenso entre los especialistas.

Tipos de apiñamiento dental

Es posible diferenciar varios tipos de apiñamiento dental de acuerdo al grado de apiñamiento y la forma sobre cómo influyen en el desarrollo de la cavidad oral, la cronología de aparición y sus causas.

el apiñamiento moderado inferior, es el que se presenta con mayor frecuencia

De acuerdo al grado de apiñamiento se clasifican en:

  • Apiñamiento leve
  • Apiñamiento moderado
  • Apiñamiento grave

Otra clasificación diferencia el apiñamiento dental de acuerdo a la cronología de aparición y las causas, en los siguientes tipos:

  • Apiñamiento primario,

Es el apiñamiento que se origina en causas genéticas. Cuando los dientes demasiado grandes que no guardan proporción con el tamaño de los maxilares.

  • Apiñamiento secundario,

Es el que se origina de causas locales, pérdida temprana de dientes y malos hábitos, entre otros.

  • Apiñamiento terciario o apiñamiento por recidiva,

Este tipo de apiñamiento se presenta en pacientes que, aunque tuvieron un tratamiento de ortodoncia exitoso, no usaron correctamente los retenedores dentales.

Los dientes libres, sin retenedores, intentan regresar al lugar del cual fueron desplazados originalmente y pueden sufrir movimientos de leves a severos.

De alguna manera, se cree que las fibras que sostienen a los dientes en el hueso tienen algún tipo de memoria. Lo que hace posible el fenómeno de recidiva.

El apiñamiento terciario también se ha relacionado con la erupción de los terceros molares, y la presión que ejercen sobre los demás dientes cuando intentan salir.

¿Cuáles son las consecuencias del apiñamiento dental no tratado?

Tener los dientes apiñados y no realizar un adecuado tratamiento de este trastorno puede traer algunas consecuencias indeseadas a tu cavidad oral, entre ellas están:

  • dibujos de pares de dientes retenidos y torcidosProblemas de estéticos, en tu perfil facial y en tu sonrisa.
  • Problemas en la salud de la cavidad oral, caries y enfermedades de las encías, derivadas de la dificultad de realizar una correcta higiene oral.
  • Problemas funcionales, dificultades para la masticación. alteraciones de la oclusión
  • Problemas psicológicos y de autoestima, la imagen de muchas personas se altera si al verse al espejo se encuentran con una sonrisa poco estética.
  • Retención de un diente, cuando por falta de espacio no es posible que un diente haga su erupción y queda retenido dentro del maxilar.
  • Desgastes y fracturas dentales, por las alteraciones de la oclusión.
  • Problemas en la articulación temporomandibular.
  • Dolores y molestias en los tejidos blandos vecinos.

Síntomas del apiñamiento dental

Si tienes a cargo niños, lo mejor que puedes hacer es una observación detallada de la cavidad oral de tu hijo, y tener en cuenta los factores de riesgo y signos que te podrían indicar su aparición, entre ellos están:

Los dientes apiñados se deben corregir desde pequeños

  • La forma cómo comienzan a hacer erupción los dientes de leche.

Por lo general, los deciduos, al terminar su erupción, guardan espacio entre ellos. Si ves que están muy juntos y en ocasiones apiñados desde el inicio, es un signo de alerta de una maloclusión o un apiñamiento dental.

  • Niños con hábitos orales nocivos.

Como succión del pulgar, deglución atípica, respiradores orales, son más propensos a desarrollar un apiñamiento dental.

¿Cómo se diagnostica un apiñamiento dental?

Si notas algún signo o síntoma que te alerte sobre la presencia de apiñamiento dental, lo mejor que debes hacer es visitar a un odontólogo. Si lo sufres, tu odontólogo te derivará al ortodoncista, que es el especialista encargado de dar tratamiento a las maloclusiones.

radiografía - estructuras anatómicas

Si se sospecha o es evidente que hay un apiñamiento dentario, es imprescindible la realización minuciosa de una historia clínica que evalúe las características faciales y esqueléticas del paciente, y que pueda dar indicios sobre su causa.

Luego, para corroborar o determinar las sospechas sobre las causas de la alteración, es posible que el especialista le solicite los siguientes exámenes:

  • Radiografías
  • Modelos de yeso
  • Fotografías
  • En ocasiones se envían estudios digitales sobre diseños de sonrisa.

Soluciones al apiñamiento dental

El mejor tratamiento de un problema de salud es aquel que se enfoca en el control de sus causas y la prevención.

El plan de tratamiento y el tiempo de duración, se establece de acuerdo a la causa, la edad y en especial a la severidad del apiñamiento dental que presente el paciente.

Los tratamientos usados son los siguientes:

Estética dental

En casos de apiñamientos dentales leves y algunos moderados, podría ser suficiente con realizar algunos ajustes menores de odontología estética, como la realización de resinas, tallados o stripping o algún tipo de rehabilitación tipo corona o carilla dental.

La estética dental en ocasiones debe complementarse con ortodoncia simple para ajustar algunos movimientos. O por el contrario, realizarse al final de la ortodoncia, complicada o simple, para hacer los ajustes que sean necesarios.

Tratamientos de ortodoncia convencionales

ortodoncia para corregir los dientes apiñados

Es la típica ortodoncia con brackets .

Los tratamientos de ortodoncia buscan corregir las maloclusiones. En este caso, el apiñamiento dental a través de la realización de diferentes movimientos dentales.

Es el tratamiento seleccionado para la mayoría de los apiñamientos, tanto leves como severos.

Debes tener en cuenta que cuando se trata de apiñamientos leves, por lo general los tratamientos de ortodoncia por sí solos son suficientes.

En casos de apiñamientos moderados o severos podría ser necesario realizar algunas exodoncias. El objetivo es ganar espacio y lograr que los dientes restantes se acomoden bien.

Por lo general, los dientes elegidos para la exodoncia son los premolares o algún incisivo inferior. Aunque depende del caso.

Ortodoncia invisible o invisaling

Alineadores dentales invisalign

Invisaling utiliza férulas de acrílico. Su objetivo es corregir el apiñamiento mediante la activación de diferentes movimientos en los dientes, para así lograr su adecuada alineación.

Las férulas de la ortodoncia invisible se cambian periódicamente y han demostrado tener excelentes resultados en casos de apiñamientos leves o moderados.

La ortodoncia tipo invisaling es más cómoda y estética que la convencional. Con ella se evita el uso de los molestos brackets y sus problemas para la higiene oral.

La ortodoncia invisible no está indicada en casos de apiñamientos severos. Especialmente aquellos que requieren extracciones. Lo adecuado será hacer el tratamiento mediante una ortodoncia convencional.

Tratamientos adicionales

En algunos casos en los que el apiñamiento se evidencia de manera temprana, es posible realizar un tratamiento que implica extracciones seriadas de deciduos.

Este tipo de tratamiento tiene como objetivos:

  • Fomentar la erupción temprana de los premolares
  • Guiar la erupción de los dientes permanentes, con exodoncias específicas y en el momento indicado, de algunos dientes deciduos, para no perder espacio.

Este tipo de tratamientos, puede corregir el apiñamiento o hacer que el tratamiento de ortodoncia posterior sea mucho más simple.

Retenedores dentales

Al finalizar cualquier tratamiento después de un apiñamiento dental, en cualquiera de sus formas, es necesario que los pacientes utilicen retenedores de ortodoncia. Siempre y cuando se usen adecuadamente, se evitará cualquier tipo de recidiva.

A continuación puedes observar un cuadro que muestra los diferentes tipos de tratamientos y el tipo de apiñamiento para el que están indicados:

TipoCaracterísticasTipo de apiñamientoedad
Ortodoncia interceptiva u ortopediaAparatos funcionales, generalmente de quitar y poner o cementados sobre algunos dientesApiñamientos severos detectados de manera temprana. Control de hábitos. Apiñamientos primarios.niños entre 6 y 11 años
Ortodoncia convencionalCon bracketsApiñamientos de leves a severos. Apiñamientos primarios, secundarios y terciariosDe adolescentes en dentición mixta en adelante. Preferiblemente dentición mixta tardía
Odontología invisible, InvasilingFérulas de acrílico durasApiñamientos leves y moderados. Primarios, secundarios o terciariosDe 15 años aproximadamente en adelante
Estética dentalResinas de fotocurado. Tallado selectivo o stripping. CarillasEn casos de apiñamiento leve. En severo o moderado por lo general se combina con la ortodoncia convencional.En dientes permanentes.
Extracción seriadaExtracción guiada de dientes deciduosApiñamientos primarios y secundarios tempranosNiños con dentición decidua o mixta temprana.

¿Cuál es la mejor edad para tratar el apiñamiento dental?

ferulas ortodoncia infantil para corregir los dientes apiñados

Niños entre los 6 y los 14 años. El mejor momento para corregir los dientes apiñados será aquel en el que se esté en el que el cuerpo esté todavía en desarrollo y aún pueda incentivarse el crecimiento óseo.

La corrección de hábitos nocivos, al igual que con el crecimiento óseo, siempre será mejor antes de que el mal hábito se establezca o los síntomas que produce se agraven, preferiblemente en niños o adolescentes jóvenes.

En los casos de apiñamiento severo, el mejor momento para realizar su tratamiento, será en la etapa de dentición mixta tardía, ya que necesitará que los premolares estén erupcionados para realizar su extracción, si fuera necesaria.

En los casos en los que la extracción seriada de deciduos es la solución, este tipo de tratamiento, se realizará durante la dentición mixta inicial, entre 8 y 11 años aproximadamente.

¿Puede prevenirse el apiñamiento dental?

apiñamiento dental y hábito de chuparse el dedo

El apiñamiento dental no se puede prevenir. No está en nuestras manos hacer un control preventivo de algunos de los factores genéticos. El tamaño de nuestros dientes es un factor que no es posible cambiar.

Pero, en sentido menos estricto, se puede hablar de la prevención del apiñamiento en el caso de algunos de los factores:

  • Evitar que un diente de leche se pierda antes de tiempo.
  • Hacer un correcto control de hábitos como bruxismo o apretamiento, y succión del pulgar, pueden ayudar a que el apiñamiento no se presente o se agrave.
  • Pero si se detecta a tiempo una maloclusión dentaria, que se relacione con un déficit en el desarrollo de alguno de los maxilares, es posible estimular el crecimiento óseo con un tratamiento de ortopedia dental como los expansores de los maxilares.
  • Cuando se trata de un apiñamiento por recidiva, es posible evitarlo con el uso riguroso de los retenedores dentales y los controles periódicos con tu especialista, especialmente en los primeros años luego de tu tratamiento.
  • En los casos de apiñamiento terciario, también se ha utilizado como método preventivo la exodoncia de las muelas del juicio, en especial, durante y justo después de terminar un tratamiento ortodóntico.

Para finalizar te dejamos un vídeo muy interesante que ilustra el objetivo de un tratamiento con ortodoncia en caso de apiñamiento, y el papel de las muelas del juicio en el apiñamiento por recidiva.

APIÑAMIENTO DENTAL Problemas orales causantes por las muelas del juicio Está claro que uno de los problemas más comunes por culpa de las muelas del juicio es el intenso dolor. Uno d los problemas causados por las muelas del juicio, y no menos importante, que causan las muelas del juicio es la mal posición dental puesto que al erupcionar no tienen espacio suficiente y empujarán el resto de dientes, produciéndose una ''apiñamiento'' dental que causará tanto problemas estéticos como funcionales. En resumen queda claro que son muchos los problemas ocasionados por las muelas del juicio siendo recomendable acudir a nuestro dentista para que compruebe el estado de estos molares y en caso de que nos den algún problema optará por la extracción de las muelas del juicio.
Apiñamiento dental: guía completa. Todo sobre sus causas, consecuencias, tratamientos y mucho más
5 (100%) 1 voto[s]

Autores y coautores del artículo
Dr. Lorena Gutiérrez
Dr. Lorena Gutiérrez
Graduada en Odontología y Diplomada en Estética Dental. Posee una dilatada experiencia en atención de pacientes en odontología general y estética, tanto en el área pública como en el sector privado. A lo largo de su carrera profesional ha ejercido como dentista en diversas áreas metropolitanas.
Referencias